domingo, 29 de diciembre de 2013

LO MEJOR (Y LO PEOR) DE 2013

Fin de año. Ahora es cuando toca recordar lo que ha sido 2013 a nivel musical, con sus cosas buenas y no tan buenas.

Lo mejor:
- En el número uno de mis conciertos del año, la noche que nos ofreció Lucinda Williams en Barts, seguida de otras noches igualmente vibrantes, como las de Def Leppard, Alabama Shakes o The Del-Lords.
- La programación de la sala Rocksound, sin duda de lo mejor de la ciudad. Ahí hemos podido disfrutar de músicos poco conocidos, pero de un gran nivel, como Hellsingland Underground, Stacie Collins o Israel Nash Gripka.
- El milagro que supone, tal como están las cosas en este país, poder ver a estrellas como Crosby, Stills & Nash, Kris Kristofferson o el triple cartel Europe-Whitesnake-Def Leppard. Aunque los precios de esos conciertos no suelan ser asumibles por mucha gente, claro.

Lo peor:
- Sin duda, la situación de crisis que seguimos (y seguiremos) viviendo. El resultado de la estúpida subida del IVA del año anterior es ver entradas a precios desorbitados, promotores que no pueden asumir costes y, evidentemente, giras importantes que no se acercan por aquí.
- Derivado del punto anterior, la asfixia para muchos festivales que mantenían un gran nivel año tras año. Ya hablamos aquí del Azkena y sus problemas, pero muy triste también ha sido la práctica desaparición del veterano Festival de Blues de Cerdanyola.

Por mi parte nada más. Próximamente, las opiniones de Mr. Sheep.
Feliz y rockero 2014.

Mr. Wolf

domingo, 15 de diciembre de 2013

RAMONCÍN. LUZ DE GAS. 13/12/13

Hubo un tiempo en que Ramoncín era sinónimo de espléndidos discos y directos arrolladores, convirtiéndose probablemente en el rockero más importante del país. Esto ocurría en los 80. Al inicio de la siguiente década, decidió dejar la música un poco de lado y dedicar sus esfuerzos a la televisión, presentando concursos y, más tarde, como participante habitual de tertulias, donde demuestra ser una persona con las ideas muy claras y con gran facilidad para expresarlas. Hoy en día, la verdad es que se trata de un personaje bastante odiado en general. Aquí no juzgaremos a la persona, pero sí diremos que donde más nos gusta ver a Ramoncín es grabando discos y defendiéndolos sobre un escenario.
En la bonita Luz de Gas, varias preguntas nos rondaban por la cabeza. ¿Qué Ramoncín nos encontraríamos? ¿Aquel animal de escenario que conocimos? ¿Un tipo de vuelta de todo sin demasiado interés por la música? Bien, ahora ya no es aquella bestia escénica, pero no se le puede reprochar nada. Tres horas de concierto, con un Ramoncín feliz y risueño entregado a la música y a su público, que no llenaba la sala pero sí se mostró de lo más fiel. Recordó su primer concierto en Barcelona. Saludó a sus numerosos amigos, con especial hincapié en Bertha y Martin, los creadores de Popular 1. Bromeó, hizo algún comentario político y también puso en su sitio a algún prehomínido que pululaba por allí con ganas de bronca. Y lo más importante: rockeó como queríamos todos.
Con un fondo de escenario decorado como la portada de su tercer trabajo, Arañando la ciudad, y con una numerosa banda, que por momentos llegó a los ocho miembros, empezamos recordando de nuevo al Chuli. Seguimos dándonos una vuelta por Putney Bridge. Y aunque quizá Estamos desesperados, siempre nos quedará La chica de la puerta 16 para dedicarle nuestras Canciones desnudas. Recuperamos a viejos camaradas, como la Reina de la noche o a Felisín el vacilón. Tuvimos un Blues para un camello, al tiempo que íbamos Bajando para bailar el Rock'n'Roll duduá. Obtuvimos La cita, y pese a ir Al límite, cumplimos nuestro sueño de Hormigón, mujeres y alcohol. Justo lo que queríamos. Ver a Ramoncín rockeando.
La sensación que quedó, una vez acabado el concierto, fue que había sido como un bonito reencuentro con un viejo amigo que llevaba años alejado.

Mr. Wolf
Más info en la web del músico

martes, 10 de diciembre de 2013

PURPLE DAZE PROJECT. CAL NINYO SANT BOI. 07/12/2013

¿Cuánto daríais por ver a aquella banda de rock que ya no existe? El rock envejece. Sí, es cierto que aparecen nuevas jóvenes bandas y que siempre hay chavales que se interesan por esta música en sus diferentes vertientes. Pero numerosas bandas legendarias han desaparecido o están en vías de hacerlo simplemente por una cuestión de edad. La época dorada del heavy y el rock duro empieza a quedar algo lejana. ¿Qué hacer cuando esas bandas ya no están? Pues una opción es montar una banda tributo y corear las canciones como si no hubiese pasado el tiempo por ellas. Cuestionable para algunos, ideal para otros.
Aparecen estos grupos por todas partes como setas, lo cual demuestra que el viejo rock sigue corriendo por venas de muchos de nosotros.
Una de estas bandas son los Purple Daze Project, que homenajean a los muy grandes Deep Purple con un cariño y esmero digno de mención. Los Purple de ahora no son ni la sombra de la sombra de lo que fueron: ley de vida. Así que el cantante Josep y sus amigos se han armado de valor y se han puesto a hacer lo mejor que saben: tocar a todo trapo los clásicos purplelianos con renovadas energías. El sábado pasado en la coqueta sala de Cal Ninyo (Sant Boi) hicieron un concierto corto pero intenso que pasó por encima del resto de bandas del festival (Rock in Ninyo). No sólo se trata de entrega, que les sobra (especialmente al bajista) . Es que técnicamente dominan a la pefección el repertorio, incluyendo un matíz de voz muy similar a Gillan.
Sonaron varios de los grandes éxitos, algunos muy bien después de los iniciales ajustes de sonido. Y fué un placer corear Burn, Strange Kind of Woman, Fireball o el inevitable Smoke on the Water.
Obviamente nunca llenarán estadios, pero para los que nunca pudimos disfrutar de unos Purple en su mejor momento, estas bandas tributo son un verdadero placer.
Suerte Josep.

Mr. Bull

Más info en el facebook del grupo

lunes, 2 de diciembre de 2013

DICIEMBRE EN BCNENCONCIERTO

Diciembre. Acabamos el año, y para celebrarlo hablaremos de un concierto quizá inesperado por muchos: Ramoncín. Puede que mucha gente no lo sepa, pero antes de tertuliano y polemista, este hombre fue uno de los mejores rockeros salidos de este país. El día 13 lo tendremos en Luz de Gas (entradas en red Ticketmaster), y nosotros... allí estaremos.
Rock'n'Roll.

lunes, 11 de noviembre de 2013

THE WESTERN SIZZLERS + THE DEL-LORDS. ROCKSOUND. 09/11/13

Menuda noche de Rock'n'Roll la que pudimos vivir en Rocksound. Con la sala abarrotada, un ambiente bochornoso y muchas ganas de pasarlo bien por parte de todos con un doble cartel de bandera.
Para empezar, The Western Sizzlers, banda de veteranos entre los que destaca el gran guitarrista Rick Richards, antiguo miembro de Georgia Satellites y de los Ju Ju Hounds de Izzy Stradlin, con los que ofreciera un histórico concierto en esta ciudad dos décadas atrás. También Charlie Starr, de Blackberry Smoke, es miembro del grupo, pero parece ser que no ha venido para esta gira, con lo que se hizo cargo de las voces el pintoresco Kevin Jennings, compositor del único disco de la banda, For ol' times sake. Y la hora de actuación, pues un goce. Rock'n'Roll de toda la vida, del que no puedes parar de moverte y corear esas irresisitibles canciones: One day closer to crazy, Keep smilin' o One more beer. Una delicia.
Y a continuación, The Del-Lords, grupo de culto del Rock americano de los 80 formado por Scott Kempner, de los Dictators, y de un músico por el que siento una especial predilección: Eric Ambel. En su carrera, este hombre ha puesto su guitarra al servicio de The Yayhoos, de los Dukes de Steve Earle o de mi admirada Joan Jett. Eso es un buen currículum, sí señor. Con ellos, el otro miembro histórico del grupo, el batería Frank Funaro, acompañado en la sección rítmica por el bajista Steve Almaas. Ahora han vuelto después de más de veinte años con el espléndido Elvis club, un disco con el que no parece que hayan estado separados todo este tiempo y cuyas canciones en directo ya forman parte del catálogo clásico de la banda. Porque, ciertamente, When the drugs kick in ya es un tema imprescindible en sus conciertos, junto a pequeñas joyas ochenteras como Judas kiss o How can a poor man stand such times and live?. A estos temas les añadieron el bonito homenaje a Lou Reed que significó tocar I'm waiting for the man (aquí nos emocionaron a todos) o el recuerdo a Dictators (otra verdadera factoría de crear himnos) con Stay with me. Y para finalizar, Southern pacific, de Neil Young, tema con el que también cierran su disco, y que significó el broche de oro a una inmejorable velada rockera.
Dos grupos de veteranos que derrochan pasión y clase. Un lujo.

Mr. Wolf

Más info en la web del grupo (The Western Sizzlers)
Más info en la web del grupo (The Del-Lords)

domingo, 10 de noviembre de 2013

TIFT MERRITT + JOSH RITTER. APOLO 2. 08/11/13

Una visita muy agradable la que pudimos presenciar con este doble cartel. Un músico en un momento pletórico de su carrera junto a una artista que, pese a ejercer de telonera, triunfó notablemente ante el público barcelonés.
Tift Merritt se nos presentaba como una auténtica desconocida. Ella sola sobre el escenario, combinando la guitarra y el piano, aunque lo que más sobresalió fue su poderosa voz, que a mí por momentos me recordó a la de Joan Baez. También Carole King apareció por mi cabeza en alguno de los temas en los que se puso al piano. A lo largo de su actuación fue desgranando sus bonitas canciones al tiempo que se ganaba al personal con su dulzura y su simpatía. Y por si fuera poco, finalizó con el Train song de Tom Waits cantando sin micro frente al público. Todo un descubrimiento.
Por su parte, Josh Ritter venía con su reciente The Beast in its tracks bajo el brazo, en lo que supone el último eslabón de una discografía ya numerosa. Junto a dos músicos brillantes y de estética más que peculiar: Zack Hickman y Josh Kaufman, que se encargaron de tocar guitarras, contrabajo, banjo o teclados. El resultado, un concierto que debo reconocer que me cogió por sorpresa. Música de gran belleza, arrebatos rockeros y una entrega sorprendente ante lo minimalista de la propuesta. Y todo ello, con una sonrisa de oreja a oreja por parte de Josh Ritter, un músico joven que se está haciendo un nombre, siendo comparado a veces con artistas mayúsculos, como es el caso de John Mellencamp. Con temas como A certain light, Bonfire, Snow is gone (con Josh solo en escena) o Hopeful ya convenció plenamente al público. Pero en el bis, y con Tift Merritt acompañando a la banda, consiguió la comunión perfecta con la audiencia al atacar el Can I sleep in your arms de Willie Nelson y finalizar con un Wait for love sin micros en la parte delantera del escenario. Como decía un comentario que escuché a la salida, no podía haber otro final mejor para el concierto. Ése era el final.
Y todo, con una sonrisa por parte de la estrella de la noche. No se puede pedir más.

Mr. Wolf

Más info en la web del músico (Tift Merritt)
Más info en la web del músico (Josh Ritter)

sábado, 2 de noviembre de 2013

NOVIEMBRE EN BCNENCONCIERTO

Noviembre. La vida sigue y los malos momentos pasan mejor con música. Y el día 10, tenemos una noche de lujo en Rocksound. Nada menos que The Del-Lords, la banda de Eric Ambel y Scott "Top Ten" Kempner. Además con unos teloneros de lujo, como son The Western Sizzlers, con gente como Charlie Starr y Rick Richards en su formación. Imprescindible. Las entradas, en Ticketea.com.
Os hablaremos puntualmente de este concierto...y de más cosas.
Rock'n'Roll.

domingo, 27 de octubre de 2013

LOU REED

Hoy es un día muy triste. Se nos acaba de ir uno de los grandes. Y la verdad es que, en este sentido, está siendo un año muy duro. Hace unos meses era el increíble guitarrista Alvin Lee quien fallecía, y hoy ha sido el turno del poeta neoyorquino, del mito de la Velvet, del único e irrepetible Lou Reed. Dos pérdidas que, a mí particularmente, me han tocado muy de cerca. Ambos eran dos de mis mayores ídolos musicales. Dos iconos de una era que parece estar acabándose irremediablemente. Hoy ha sido Lou, y ahora nos toca ponernos esos discos tantas veces escuchados a lo largo de los años: Transformer, Berlin, Rock'n'Roll animal, New York... Sus trabajos con Velvet Underground, como aquel histórico The Velvet Underground & Nico. Tantas y tantas canciones, muchas de ellas verdaderos clásicos. Y sí, también grabó cosas infumables, como Metal machine music. Y sí, también parece ser que era un tipo bastante malcarado. Pero no va a ser eso en lo que pensemos hoy.
Tuve ocasión de verlo en directo tres veces. Y la primera de ellas se convirtió en uno de los conciertos históricos de mi vida. Verano del 89. Velòdrom d'Horta. Gira del New York, uno de los mejores discos que se grabaron en los 80. Tremenda noche. Junto a los temas de ese emblemático vinilo, caso de Romeo had Juliette, Dirty Boulevard o Strawman, algunos de los clásicos que queríamos escuchar: Rock'n'Roll, Sweet Jane, Walk on the wild side o Vicious. Lou Reed en uno de sus mejores momentos, convirtiendo en afortunados a todos los que estuvimos allí.
Es hora de recordar esos momentos. Y de revisar su inmenso legado.
Adiós, amigo.

Mr. Wolf

domingo, 20 de octubre de 2013

ISRAEL NASH GRIPKA. ROCKSOUND. 16/10/13



Ha ocurrido, estamos presenciando uno de ésos mágicos momentos que ocurren de tanto en tanto en el mundo de la música, en el que un artista que posee grandes temas y los defiende con entereza en vivo pasa a otro nivel, su figura se agiganta y te das cuenta de que a partir de ahora está llegando a otro lugar; no tengo ninguna duda de que los que hemos podido asistir hasta el momento a los conciertos de Israel Nash Gripka en salas de reducido aforo o escenarios secundarios en festivales hemos sido afortunados, porque estoy convencido de que le está llegando el momento de un reconocimiento mucho más masivo, no puede ser de otra manera viendo cómo va progresando su carrera y el paso adelante que ha dado con su nuevo disco Rain plans.
 En el minúsculo escenario de la sala Rocksound se embutieron como pudieron cinco grandes músicos para darnos una lección de Rock con mayúsculas que si bien por momentos bebe de grandes influencias clásicas americanas como Neil Young, puede mutar en una mezcla de psicodelia e incluso pasajes deudores de los más lacónicos Pink Floyd, además de hacernos esbozar la mejor de nuestras sonrisas con esos estribillos poppies que tan bien entremezcla con furiosos arranques guitarreros.
Israel Nash parecía un oso enjaulado en el diminuto escenario, pero cuando se abalanzaba furioso sobre su guitarra su figura se agrandaba aún más, llenando todo el espacio. Gran concierto en una sala llena, deseosa de escuchar al tipo que debe llegar ya mismo a atrapar a bandas como Band of horses o My morning jacket en reconocimiento, se lo merece, nos va a deparar grandes cosas en el futuro.
 Del repertorio evidentemente habría que destacar sus pequeños grandes clásicos como Fool’s gold, Baltimore, Goodbye ghost , Four winds o Antebellum; pero yo destacaría los temas de su último disco que sonaron realmente bien como Rain plans, Woman at the well o Rexanimarum. Ansioso por volver a disfrutar de su música en vivo.

 Mr. Sheep

Más info en la web del músico

domingo, 13 de octubre de 2013

CALELLA ROCKFEST. FÀBRICA LLOBET (CALELLA). 11,12/10/13

Primera edición, y esperamos que haya muchas más, de este festival dedicado al Rock'n'Roll y celebrado en la costera localidad de Calella. Con un cartel más que apetitoso y unos precios increíblemente asequibles para los tiempos que vivimos. Así que no había motivo para la duda, ahí debíamos estar.

Viernes 11. Al llegar al recinto, el recibimiento fue el terrible sonido que sufrieron los locales Blackway, con el bajo destrozando los tímpanos, resultando imposible acercarse al escenario. Otra vez será, chicos. Y esperemos que en mejores condiciones.
El primer plato fuerte del festival venía de la mano de Bernie Tormé, guitarrista irlandés conocido por trabajar en los 80 con gente de la talla de Ian Gillan, Ozzy Osbourne o Dee Snider. Sinceramente, hacía muchísimos años que le había perdido la pista, y la ilusión era enorme por ver a este pequeño guitar hero. Y pese a encontrarse ligeramente resfriado y que el sonido había mejorado poco, no decepcionó. Con dos músicos acompañándole, hizo un repaso a toda su carrera y se lució con su instrumento, como era previsible. Con recuerdos a su etapa con Gillan, como No easy way o su versión de Trouble. Recuerdos a su banda Electric Gypsies, caso de Turn out the lights. Y también recuerdos a su colega John McCoy, con Can't beat Rock'n'Roll. Y como colofón, todo un Smoke on the water con la ayuda de otro cantante. Afable y simpático, nos ofreció un buen concierto y nos hizo felices a todos los que en algún momento hemos seguido sus andanzas. Por cierto, su bajista fue de los músicos más activos a la hora de presenciar otras actuaciones, encontrándose incluso al día siguiente entre el público.
Y acto seguido, Warrior Soul, la banda de Kory Clarke. Banda que salió a por todas desde el inicio,
arropando la cada vez más rota voz de su líder. Kory se mostró desbocado y teatral. Se revolcó por el suelo; se hizo una herida en la rodilla; se peleó continuamente con el pie de micro; volvió locos a los roadies; dio órdenes a sus músicos cuando lo creyó conveniente y, en definitiva, ofreció un concierto magnífico. Canciones como The drug, Junky stripper o la que significó el explosivo final, Rotten soul, son verdaderos cañonazos hard rockeros que no dejan indiferente a nadie. Gran concierto, sí señor.
A continuación era el turno de los barceloneses '77 y su Rock'n'Roll influenciado por AC/DC. Pero a esas horas de la madrugada el cansancio ya había hecho mella y quedaban unos cuantos kilómetros por delante. Y teniendo en cuenta que una retirada a tiempo se puede considerar una victoria, la decisión fue que era el momento de irse. Al día siguiente seguía la fiesta.

Sábado 12. Si el día anterior fue bastante rockero, éste era día de un perfil claramente bluesero. La tarde empezó con Blind Cream, de Mataró. Sólo llegué a tiempo de ver las últimas canciones, con un gran trabajo a la guitarra del jovencísimo Jordi. Habrá que seguirles la pista.
Con su bonachón líder al frente, Danny Bryant Band eran los siguientes en tomar el escenario. Joven guitarrista inglés, nos gustó mucho a todos con su Blues de alta escuela, su pericia a la guitarra y  la simpatía mostrada con el público. Pese a su edad, ya ha editado un buen puñado de discos, habiendo recibido excelentes críticas allá por donde pasa. Sin ir más lejos, Eric Clapton o Joe Bonamassa han sido algunos de los que lo han alabado públicamente. Tras unas cuantas perlas musicales, llegó el turno para su particular versión de Knockin' on heaven's door, ganándose plenamente a la audiencia. Gran trabajo que sirvió para prepararnos ante lo que nos esperaba a continuación.
Llegó el turno de Mick Ralphs Blues Band. Antes del festival era el concierto que más me apetecía, y ante lo visto, puedo decir que no me equivocaba en mis previsiones. A Mick Ralphs, legendario guitarrista de Mott The Hoople y Bad Company, ya había tenido oportunidad de verlo unos años atrás cuando vino junto al gran Ian Hunter a Barcelona, en lo que fue un concierto memorable. Y los que estuvísteis aquella noche en Bikini ya sabéis de lo que hablo. En esta ocasión, se presentaba junto a su espléndida banda, con la que toca clásicos de Blues además de temas míticos de su carrera. Y así fue. Impecable inicio con Rock me baby y Born under a bad sign. Poco después, la primera joya de Bad Company, nada menos que Feel like makin' love. Otro momento mágico fue el Baby what you want me to do de Jimmy Reed, que sonó fantástico. O el set acústico entre el otro guitarrista y su cantante. Y claro, el bis con Can't get enough que todos esperábamos. En resumen, un concierto mayúsculo que resultó ser el mejor del festival para muchos, entre los que me cuento. Eso sí, horrorosa la camisa hawaiana de Mick.
Llegó el momento de Gerry McAvoy's Band Of Friends. Es decir, Gerry McAvoy y Ted McKenna, bajista y batería de Rory Gallagher durante muchos años, junto al holandés Marcel Scherpenzeel sustituyendo al insustituible irlandés. Emociones encontradas. El inmenso legado de Rory interpretado magníficamente. Con clase, técnica y simpatía también, especialmente por parte de Gerry. Con un gran trabajo a la guitarra del holandés de apellido impronunciable. Pero es inevitable pensar que Rory no está ahí. Y no es lo mismo. Tienen todo el derecho a tocar su música, y me parece bien, pero resulta un poco extraño. Y el escaso carisma de Marcel no ayuda, por no citar su timbre de voz tan parecido o usar una Stratocaster de la línea de Rory  Eso sí, maravillas como Follow me, Tattoo'd lady o Shadow play siguen sonando espectacularmente bien. Y siempre podemos cerrar los ojos y pensar que sobre las tablas está quien debería estar. Pese a todo, una buena actuación que se ganó claramente al público.
No lo tenían fácil White Cowbell Oklahoma para cerrar el festival. Ya pasaban unos minutos de las dos de la madrugada, quedábamos pocos y nos encontrábamos muy cansados. Y estuvieron bien, pero creo que les faltó algo. Ya sabemos que en sus conciertos el componente visual es importante, pero a esas horas quizá deberían haberse dejado un poco de bromas y parrafadas para centrarse en la música. Y están muy bien los sombreros vaqueros, el fuego, la sierra mecánica y todo el espectáculo, claro. Y muy bien los temas de siempre, como Cheerleader o Put the south in your mouth, pero los parones fueron matadores. De todas maneras, una buena manera de finalizar la segunda y última jornada en Calella.

Y hasta aquí lo que ha sido este festival. Esperamos y deseamos que tenga una larga vida, porque festivales rockeros no abundan por aquí. Además con muy buenos precios, como decíamos antes. En la parte negativa, sin duda el sonido, que no fue muy bueno ninguno de los dos días, especialmente el primero. Y también el escaso público. No sé si debido a una pobre promoción, pero resulta preocupante encontrar el recinto a mitad de aforo tanto el primer día como el segundo. A ver si se soluciona en la segunda edición.
Nos vemos el año que viene en el Calella Rockfest.

Mr. Wolf


Más info en la web del festival

miércoles, 9 de octubre de 2013

STACIE COLLINS. ROCKSOUND. 08/10/13

Ya no quedan dudas de que el cambio climático es un hecho. Y como prueba, el huracán Stacie, que pasó por Barcelona asolando la sala Rocksound. Lo de esta mujer es realmente increíble. Es un auténtico espectáculo ver su pasión, su entrega y su fuerza sobre el escenario. Hace dos años ya comentamos su visita a la misma sala, destacándola como una gran noche. Pero, sinceramente, en esta ocasión me ha parecido aún mejor, dejándome en verdad alucinado. Todos estos artistas americanos de Country comercial y aburrido deberían asistir a un concierto suyo para darse cuenta de lo que es música hecha con el corazón, con clase y actitud.
Para empezar, nada mejor que soltarnos en los morros Baby sister. La banda a tope y la armónica de Stacie echando chispas. Y venga, a seguir, con Country, Blues o Rock'n'Roll. Como era esperado, servido con la furia habitual de esta fiera de escenario. Así fueron cayendo It ain't love, Hey mister, el vacilón Lucky spot, Carry me away, A good man o Tied to you. Además de las habituales versiones de clásicos, como I ain't got you, el Happy de los Stones (cantada por su guitarrista) o, ya en el bis, It's a long way to the top (if you wanna Rock'n'Roll) y Baby please don't go, en un final de auténtico órdago.
Casi dos horas con Stacie deleitándonos con su magnífica voz, recorriendo la sala con su armónica, encaramándose por la barra, bromeando con las primeras filas y, para colmo, mostrándose encantadora con todos los que nos acercamos a ella al terminar la actuación. No sé que más se le podría pedir.
Para los que no hayáis estado nunca en un concierto de esta mujer, una recomendación: no os perdáis la próxima gira. A mí me tiene robado el corazón.

Mr. Wolf

Más info en la web del músico

viernes, 4 de octubre de 2013

THE SHEEPDOGS. BIKINI. 02/10/13

Una de las sensaciones del último festival de Azkena fueron los canadienses The Sheepdogs, que consiguieron una de las más unánimes peticiones de bis (sin éxito, cosas de los horarios) vividas en todas las ediciones de dicho festival. Su mezcla de guitarras sureñas y coros en la más pura tradición Beatles nos cautivaron a la mayoría del público asistente, que nos quedamos deseosos de ver a esta banda en una sala. Apenas tres meses después, en Bikini nos llegó la oportunidad. Nosotros la aprovechamos y el grupo cumplió las expectativas con creces.
Para empezar la noche, los vigueses Dixie Town nos ofrecieron su Blues Rock en formato power trio. Esforzados y contundentes, completaron perfectamente su misión. Más tarde, y con exquisita puntualidad, la banda liderada por el cantante y guitarrista Ewan Currie tomó el escenario. Y la verdad es que sonaron a gloria, tocando sobre todo temas procedentes de sus dos últimos trabajos, los fascinantes Learn & burn y The Sheepdogs, con los cuales se han ganado a crítica y público. Y es que los coros de I don't know o Feeling good son más que adictivos. Las guitarras de Southern dreaming no te las puedes quitar de la cabeza. Ewan's Blues y su trombón a cargo del teclista Shamus Currie es un momento mágico de la noche. Y durante todo el concierto, es inevitable pensar en sus más que probables influencias. Ya hemos mencionado a los Beatles, pero también deben andar por ahí Bachman Turner Overdrive (¡qué gran y olvidada banda!), Allman Brothers Band (estos siempre aparecen) o incluso los Doors. Todo ello viendo a un grupo sobre las tablas que suena compacto y que sabe que este es su momento y debe aprovecharlo. También la imagen resulta añeja, llevando todos un rollo retro, especialmente el bajista Ryan Gullen, aunque la verdad es que el polo de Currie resulte escasamente rockero o glamouroso, todo hay que decirlo.
En definitiva, pudimos comprobar que no nos equivocamos con ellos en Azkena. Y sí, esta vez tuvimos bis, como no podía ser de otra manera.

Mr. Wolf 

Más info en la web del grupo 

lunes, 30 de septiembre de 2013

OCTUBRE EN BCNENCONCIERTO

Octubre. Con una lágrima despedimos el buen tiempo para adentrarnos en el oscuro tunel otoñal. Pero lo superaremos con un poco de buena música. Por ejemplo, dos de los triunfadores de las últimas ediciones del festival de Azkena. El día 2, en Bikini, esperaremos por parte de The Sheepdogs la confirmación en sala de lo vivido en Vitoria (entradas en red Ticketmaster). Y el 16, Israel Nash Gripka pasará por Rocksound para ofrecernos su abrasador directo en una cita imprescindible (entradas en Ontheroadmusic.es).
Todo esto y más tendremos aquí este mes.
Rock'n'Roll.

lunes, 23 de septiembre de 2013

HAVALINA + TRIANGULO DE AMOR BIZARRO + FUTURE OF THE LEFT. PLAÇA DELS ANGELS. 21/09/13



Festes de la Mercè en Barcelona. Triple cartel para unas fiestas de las que no somos demasiado asiduos debido a las aglomeraciones que hemos sufrido en alguna ocasión. Pero esta vez hacemos una excepción ya que nos apetece ver una de pocas bandas españolas que realmente nos han llamado la atención en los últimos tiempos. Havalina tienen ya cierto historial pero es con los tres discos más recientes (Imperfección, Las Hojas Secas y sobretodo el último, H) que han dado un paso adelante en calidad.
Con bastante público y  la responsabilidad de abrir el triple concierto, Havalina desgranan las pocas canciones que este tipo de formato les deja. El problema de ser un bolo de fiestas es que hay poco fan del grupo y mucha gente que viene a tomarse unas cervezas y charlar con sonido de fondo. Así, el bueno de Cabezalí y sus dos acompañantes tienen por delante la tarea de convencer a la parroquia, desconocedora en su mayoría del repertorio. Ningún problema: las canciones son espléndidas, el sonido perfecto y el grupo atesora mucha, mucha calidad. Norte, Animal dormido, Animal despierto, Objetos personales...Ningún parche o relleno. A destacar la muy stoner Desierto, estilo que abrazan con asiduidad mezclándolo con algún fondo a lo The Cure y distorsiones a lo Smashing Pumpkins (los buenos, los de antes). Como colofón, la potentísima Incursiones, con esos riffs poderosos a lo P.J.Harvey. Muchos aplausos de gente que al comenzar estaba de cháchara y que se rinden a Havalina. Concierto corto e intenso que no nos defrauda. Ya tardan en programarlos en una sala de aforo medio para disfrutarlos de cerca más rato. Para el que esto escribe, el grupo que está ahora mismo en el altar patrio.

Turno después para Triángulo de Amor Bizarro, una de esas bandas indies que atrae mucho público fan (ahora sí, las aglomeraciones propias de La Mercé). Mucho moderno disfrutando de la intensidad y la distorsión a lo Sonic Youth. Muy físicos, aparatosos, demasiado acelerados y lineales para nuestro gusto. A la cuarta canción decidimos pasarnos por la Plaça Coromines, donde estan actuando los gallegos Disco Las Palmeras. De nuevo intensidad, distorsión pero esta vez en clave más oscura y rockera. Nos gustan, sí señor. Una vez finalizado volvemos a la Plaça dels Angels para ver el set final de los Triángulo. Definitivamente no es el tipo de música con el que más disfrutamos pero hay que reconocerles su despliegue y disposición para con sus fans. Muchos fans. No los volveremos a ver, aunque seguro que seguiremos oyendo hablar de ellos.



Por último y tras una larga espera aparecen los Future of the Left, poco conocidos ciertamente para nosotros. Ya con mucho menos público, y parte del cual bastante beodo, se presenta este cuarteto inglés con aires de punk-rock aunque dotados de cierto eclecticismo como para abrazar algunos pasajes de doom o incluso sonido a lo B-52's. Articulándose sobre una base de bajo muy potente (Julia Ruzicka: desde ya en el top de las mujeres-guapísimas-que-se-mueven-y-tocan-el-bajo-como-Dios-manda) y el carisma del frontman Andy Falkous, el grupo va desgranando las canciones de su único álbum How to stop your brain in an accident. Destacamos Sheena is a T-shirt salesman, Arming Eritrea, la festiva Manchasm o la muy intensa I'm the least of your problem. Pero tenemos especial debilidad por Beneath the waves an ocean con ese atronador bajo de fondo. Bien. Aunque no las tengo todas conmigo de que triunfen en un futuro. Veremos.

Al final, una última mirada a la plaza de al lado donde los raros, raros... Unicornibot destilan sudor e intensidad, posiblemente las señas de identidad de toda la noche en general.

Visca la Mercè!!!!

Mr.Bull


HELLSINGLAND UNDERGROUND. ROCKSOUND. 20/09/13

Los vikingos invaden Europa. Actualmente la escena escandinava es de lo más interesante del panorama rockero, apareciendo continuamente bandas que aportan a la música que más nos gusta lo que en otras épocas podían aportar otras surgidas de las islas británicas, por ejemplo. Una de estas bandas es Hellsingland Underground, de Suecia, que en esta ocasión ha hecho parada por primera vez en tierras hispanas.
Con tres discos ya a sus espaldas, el sexteto ofreció un concierto espléndido, que por momentos rozó lo sublime. Con sus miles de influencias, sabiamente plasmadas en vinilo y perfectamente llevadas al directo. Porque la coctelera musical de estos muchachos es espectacular. Si queremos Rock de hermosas melodías, ahí tenemos Church bells through the valley. Si nos gustan las twin guitars estilo Thin Lizzy, pues The lost river band las posee. Si preferimos momentos relajados, They all grew old while I grew young es perfecta. Si nos decantamos por unos coros que enamoren, no hay duda de que Stickin' with you es nuestra canción. Si tenemos ganas de vivir una buena fiesta, Northern country boy no podría ser más adecuada. Y más, mucho más. Con algún que otro pasaje psicodélico; sonido Allman Brothers; la épica del mejor Springsteen e incluso algún tema Calypso. Porque sin ser un dominador de este estilo musical, creo que In the evening lo podríamos catalogar como Calypso, ¿no?
También tenemos el buen hacer de los miembros del grupo sobre el escenario, con mención especial para los guitarristas Mats Olsson y Peter Henriksson,simplemente espectaculares con sus duelos y poses. Más comedido se mostró el cantante y compositor principal, Charlie Granberg, pero la nota general para todos es muy alta, sin duda.
Tras más de hora y media se despedían con promesas de un pronto retorno. Que así sea.

Mr. Wolf

Más info en la web del grupo







sábado, 21 de septiembre de 2013

KRIS KRISTOFFERSON. BARTS. 17/09/13



Una cita con la historia, así puede calificarse la visita de toda una leyenda de la música americana a Barcelona. Kris Kristofferson se presentó por fin en los escenarios de Barcelona en un concierto íntimo en una sala perfecta para su propuesta, tanto por la acústica como por las dimensiones y la visibilidad, chapeau por la sala Barts. Con puntualidad y durante casi una hora y tres cuartos fue desgranando lo mejor de su repertorio casi sin dar concesiones a la audiencia en un tour de force en el que se sucedían los temas casi sin dar un respiro a los espectadores para poder aplaudir. Kris Kristofferson tiene 77 años muy bien llevados y un carisma que le hace mantener la atención de la audiencia a pesar de su propuesta tranquila y sosegada; el formato de su voz y su guitarra acústica sólo varió después de su tema The circle, tras el cual apareció en escena la cantautora colombiana Marta Gomez para interpretar un tema propio llamado Layla inspirado en el tema de Kris Kristofferson.  Tocó muchos temas de su primer disco  Kristofferson de 1970 y unos cuantos de su discografía más reciente, especialmente de sus  tres últimos discos que son una absoluta delicia.
Entre lo mejor del repertorio su clásico Me and Bobby McGee con recuerdo a Janis Joplin, Sunday morning coming down, The silver tongued devil and I, For the good times, A moment of forever, una preciosa Why me, Jody & the kid, Best of all posible worlds, Feeling mortal, Closer to the bone, From here to forever, Help me make it through the night y Casey’s last ride.
Esperemos que continúe en el estado de gracia que tiene en la actualidad y siga deleitándonos con discos a la altura de su leyenda, y sobre todo que podamos volver a disfrutar de su música en vivo. Gran noche.


Mr. Sheep

Más info en la web del músico

martes, 3 de septiembre de 2013

MR.WOLF: TODA UNA VIDA DEDICADA AL ROCK

Hoy cumple años nuestro querido Mr.Wolf. Y desde la redacción, el resto de compañeros hemos decidido darle un cálido homenaje a través de las líneas de su amado blog.
Como habreis podido observar, Mr.Wolf es el firmante de la mayoría de crónicas de Bcnenconcierto. No os engañamos si os decimos de que el rock es su pasión por encima de todas las cosas. Vive por y para el rock. Atesora además una infinita memoria de fechas, caras, canciones, conciertos que hacen que su figura dentro de este blog sea más que imprescindible. Un portento, vamos...
Hace ya algunos meses que pasó de los 500 conciertos (sí... los lleva contados). Posiblemente si os gusta esta música y asistís a alguna sala de Barcelona lo hayais podido ver con su semblante severo, brazos cruzados y mirada escrutadora, más bien al fondo de la sala. ¡El azote de los malos músicos!.
Ojo si os cruzais con él y vais a tocar...Felicitadle al menos por su cumpleaños y quizás sea menos severo.
Os invitamos a que lo localiceis en las fotos cerca de las estrellas del rock
¡¡¡Salud hermano y que por muchos años podamos contar con tu compañía!!!!

Mr. Bull






domingo, 1 de septiembre de 2013

SEPTIEMBRE EN BCNENCONCIERTO

Septiembre. Inicio de curso. Y éste empieza bien fuerte con el maestro, la leyenda Kris Kristofferson. Sí, tendremos al mismísimo Billy The Kid en nuestros escenarios. Concretamente en Barts el día 17 (entradas en red Ticketmaster), en una actuación que a buen seguro conseguirá emocionarnos a los allí presentes. También la inagotable cantera sueca nos acompañará con Hellsingland Underground el 20 en Rocksound (Ontheroadmusic.es), en una noche de alto voltaje rockero.
Menuda vuelta al cole.
Rock'n'Roll.

sábado, 24 de agosto de 2013

PELÍCULAS: SEARCHING FOR SUGAR MAN



Quizás debimos publicar una reseña sobre ésta película hace mucho tiempo, porque muchos ya la habréis visto, y los que no, ya habrán recibido ecos más o menos explícitos sobre ella; y es que no es lo mismo enfrentarse a ésta gran película desde el desconocimiento de la historia que sabiendo a grandes rasgos su argumento. La película siendo un documental está estructurada de manera que parece un thriller, una película de intriga que a medida que avanza crea la sensación de que podemos estar viendo un falso documental; y eso se consigue porque la historia que se explica es increíble, sobretodo vista desde nuestra perspectiva actual con acceso a toneladas de información en un mundo dominado por Internet.
La película está dirigida por el debutante Malik Bendjelloul con brío y maestría, combinando imagen real con animaciones y material de archivo (poco), y no es una biografía más o menos al uso sobre Sixto Rodríguez, sino la historia de una búsqueda sobre su vida y su obra llevada a cabo por dos fans sudafricanos que adorando su música pero teniendo muy pocos datos sobre la persona, descubren un día que uno de los artistas más conocidos en su país es un perfecto desconocido fuera de él, incluso en los EEUU que es de donde proviene el personaje y se grabaron sus discos.
La película nos va mostrando a una serie de personajes que han tenido algo que ver con el señor Rodriguez, tanto a nivel personal como vital, y es entonces cuando vamos tomando conciencia acerca de quién es la persona de quien nos hablan, es especialmente emotivo escuchar a compañeros de trabajo que poco o nada saben de su faceta como músico pero que admiran a la persona, y escuchar a los músicos y productores que colaboraron en la grabación de los dos únicos discos grabados por el artista a comienzos de la década de los setenta, nos hablan con emoción sobre la excitación que tenían cuando se grabaron esos discos porque estaban convencidos de que con la calidad que tenían debían ser muy exitosos, y de la tristeza y decepción que tuvieron al ver que no sólo no tuvieron éxito, sino que prácticamente cayeron en un olvido permanente e inexplicable. Mi parte preferida de éstas entrevistas es cuando entrevistan al productor del segundo disco Coming from reality, Steve Rowland; y éste visiblemente emocionado les va poniendo fragmentos de la canción Cause y se alegra y se sorprende por el interés mostrado por el director acerca de la figura de Rodriguez.
Conforme avanza la película llega un punto en el que la fusión entre lo que se explica en la pantalla y la música que se va escuchando hacen que te rindas al personaje, y así cuando por fin aparece en pantalla y habla tímidamente sobre su vida pasada como músico y su precaria situación actual se produce una catarsis que te desarma por completo y hace que a partir de ése momento en el que se explica la toma de conciencia que tiene Rodriguez de su éxito en Sudáfrica, la historia parezca un cuento de hadas que ha culminado con el enorme éxito que ha cosechado la película y que ha vuelto a colocar musicalmente en el mapa al personaje.
Sólo le pondría un par de pegas a la película, la primera es que siendo una historia que parece un cuento de hadas, no se nos acaba de mostrar bien al villano, el dueño de la discográfica que publicó los discos de Rodriguez y que parece que es el que se ha estado lucrando con el dinero de los derechos de autor que han proporcionado sus millonarias ventas en Sudáfrica, la entrevista con el dueño de Sussex records Clarence Avant es confusa y se corta abruptamente cuando se le pregunta por el dinero, y por otro lado se nos cuenta muy poco sobre el periodo que transcurre entre su visita a Sudáfrica y la actualidad. Aunque éstas dos pegas no ensombrecen  los méritos de una gran película que gustará evidentemente a los que conocieran la música del personaje y a los que la descubran a través de ella, y que puede gustar a cualquier amante del cine de forma independiente de su excelente banda sonora.
Muy recomendable.



Mr. Sheep

miércoles, 14 de agosto de 2013

ALABAMA SHAKES. APOLO. 13/08/13

Martes y trece para vivir una noche sencillamente espectacular con Alabama Shakes. Con sólo un disco en el mercado, el tremendo Boys & girls, del año pasado, pusieron patas arriba una sala Apolo llena hasta la bandera.
En las primeras filas, y además de los habituales que estamos siempre, había también mucho extranjero aprovechando su estancia en la ciudad para vivir una noche rockera. Había también gran expectación por parte de todos para comprobar si las alabanzas sobre su directo no eran excesivas. Y después de haber visto el concierto, ya podemos decir que no, no lo eran en absoluto.
Pudimos degustar de todas esas grandes canciones de su explosivo disco de debut, ganando enteros en vivo, como es lógico. Con una cantante de garganta privilegiada que es la auténtica estrella de la banda. Claro que también hay que hablar del escaso carisma de algunos de sus miembros. El bajista Zac Cockrell se ve un tipo simpático, pero no se mueve ni un solo centímetro, siendo un digmo discípulo de otros músicos legendarios de su instrumento. Y el guitarrista Heath Fogg es de lo más aburrido que he visto nunca en directo. Pero todo esto son detalles, teniendo en cuenta que Brittany Howard llena por sí sola el escenario. Y no, no estoy haciendo un chiste fácil sobre su físico. Eso no me importa en absoluto. Ella tiene voz, tiene talento, tiene tablas y debería llegar con su grupo muy arriba. Y pronto.
Después del buen trabajo de un DJ, que nos amenizó la espera con una espléndida ración de música negra, llegó la exhibición de Brittany y los suyos a golpe de Be mine. Le siguieron Hang loose y ese acertadísimo sencillo llamado Hold on. Soul de lo más emocionante, o furiosos arrebatos de Rock'n'Roll en una hora y media sin desperdicio, en la que sonaron Always alright, Mama, I ain't the same, la preciosa Boys & girls, o ese apoteósico final con You ain't alone. Luego el bis, la despedida triunfal y la sensación de haber vivido una noche muy grande. Los que estuvisteis allí estaréis de acuerdo conmigo en que, ni el calor ni el agobio de la salida nos hicieron olvidar esa sensación. ¿Cierto?
Ya no quedan más adjetivos positivos. Ahora nos queda esperar su segundo disco y otra gira con parada en estas tierras. Y ojo, que nadie se la pierda.

Mr. Wolf

Escucha el setlist

lunes, 12 de agosto de 2013

NUEVA SECCIÓN DE PELÍCULAS: ANVIL, EL SUEÑO DE UNA BANDA DE ROCK


Comenzamos nueva sección en nuestro blog sobre material audiovisual relacionado con el rock. Películas, documentales, conciertos grabados en directo...
Y nada mejor que empezar con Anvil, el sueño de una banda de rock, extraordinario documental canadiense realizado en 2008 por Sasha Gervasi premiado en diversos festivales.
Como seguramente sabeis, Anvil fué un grupo de rock duro de los 80 que en su momento se codeó con bandas como Whitesnake o Scorpions. Tuvieron su cuota de éxito en esa época dorada del heavy pero, al contrario que los comentados, fueron cayendo poco a poco en el olvido, llegando casi a desaparecer.
El documental justamente se enmarca en nuestro tiempo para contarnos qué ha sido del bueno de Steve "Lips" Kudlow y su fiel mano derecha Robb Reiner. Y lo que nos relata es una emocionante historia de pundonor, dignidad, amistad y, por qué no decirlo, locura. Porque loco hay que estar para seguir buscando el éxito día a día, cada día, 30 años después de haberlo conseguido. Lips arrastra a amigos, familia, trabajo, ahorros y lo que sea con tal de volver a sentir el calor de una masa señalando con cuernos el escenario. Y Robb lo sigue. Y lo seguimos todos, porque nos convence con esos ojos de niño ilusionado.
Sasha Gervasi demuestra  amor por la banda al seguirlos en sus peripecias, conversaciones, desengaños y alegrías. Pero también gran talento, al dotar al documental de un ritmo muy entretenido mezclando imágenes pasadas y presentes, opiniones de dioses del rock, de familiares y de fans (atención a esa pareja, Mad y Cut: ¿para cuándo una película sobre ellos?) con un verdadero retrato de esos dos grandes seres humanos.
En la retina quedan escenas entrañables (esas peleas entre los dos, esas esposas), divertidísimas (esos locales de la gira europea) y emotivas hasta la lágrima.
En ese sentido hay que quitarse el sombrero con el montaje ya que podía haber quedado un simple material centrado en la música. Y no. Al final , uno tiene la sensación de que más que un documental sobre una banda de rock, ha visto una lección de humanidad.
Y te dan unas ganas tremendas de darles un abrazo (y a veces alguna colleja) a Lips y Robb, aunque no te guste el heavy.
No os la perdais...

Mr.Bull

Más info en la web del grupo

sábado, 3 de agosto de 2013

3 DE AGOSTO DE 1988. 25 AÑOS DE UNA NOCHE ÉPICA

Pues sí. Hoy se cumplen exactamente 25 años de una noche para la historia. Una noche que todos los que estuvimos allí recordaremos siempre. Una noche en la que el Dios del Rock'n'Roll pasó por aquella Barcelona preolímpica para grabar a fuego en nuestras memorias cuatro horas de éxtasis colectivo. Aquella noche Bruce Springsteen arrasó el Camp Nou, dejando claro que, a la hora de subirse a un escenario, nadie podía hacerle sombra.
Mucho se había hablado del concierto de siete años atrás, que algunos siguen calificando como el mejor que ha habido nunca en nuestra ciudad. En aquel no estuve, pero tengo muy claro que mi bautismo de fuego con Springsteen y su banda, hoy hace un cuarto de siglo, siempre será el concierto de mi vida.
Menudo repertorio, menuda entrega, menuda banda nuestra querida E Street Band, menudo momento para ver ese explosivo directo. Hoy es el día idóneo para reivindicar a aquel Boss que aún no había grabado ningún disco flojo. Era la gira del Tunnel of love y, curiosamente, ese fue su último concierto en muchos años junto al grupo de su vida. Inexplicable decisión la de separarse de ellos que aún hoy nadie entiende.
En aquel momento, Little Steven no estaba en la banda, pero la verdad es que no se echaba en falta. La E Street Band, apoyada por los impagables Miami Horns a la sección de vientos, ofreció junto a su jefe una auténtica exhibición de lo que debe ser un espestáculo de Rock'n'Roll. Desde el inicio con Tunnel of love, prácticamente no hubo descanso. Le siguió el tremendo Boom boom de John Lee Hooker, junto a Adam raised a Cain. Y después, un largo repertorio sin desperdicio: The river, Badlands, Spare parts, Born in the USA, Thunder road, She's the one, I'm on fire, Working on the highway...¿Sigo? Un bis atómico, con Born to run, Hungry heart, Can't help falling in love, Bobby Jean, Cadillac ranch o Having a party.
Cuantos momentos impagables me vienen a la memoria. La fiesta que se montaron con You can look (but you better not touch); el Light of day mezclado con Land of 1000 dances; el Twist and shout junto a La bamba o el Dancing in the dark y su baile con chica del público incluido. Sencillamente inolvidable.
La mejor banda de Rock'n'Roll junto al mejor frontman del Rock'n'Roll pasaron por Barcelona. Y 25 años después valía la pena recordarlo. Gracias por aquella noche.

Mr. Wolf

Escucha el setlist

miércoles, 31 de julio de 2013

AGOSTO EN BCNENCONCIERTO

Agosto. Con vacaciones o sin ellas, la rueda no deja de girar y aquí seguimos al pie del cañón en el mes veraniego por excelencia. Os hablaremos del que probablemente será uno de los conciertos del año. Los Alabama Shakes pasarán el día 13 por Apolo para obsequiarnos con su Rock de aroma Soul, en lo que puede ser una noche de aquellas de "yo estuve allí". Las entradas en Ticketea.com, Codetickets.com y red Ticketmaster.
Y como no sólo de conciertos y actualidad vive el hombre, empezaremos a hablaros también de otras cosas, en lo que supone una novedad en este blog. En primer lugar, un aniversario muy especial para la gente que aquí escribimos se producirá el día 3 . Y queremos haceros partícipes de ello. Y además, en nuestra nueva andadura, habrá espacio también para comentar alguna película que nos ha llegado de manera especial. No os lo perdáis.
Rock'n'Roll.

viernes, 12 de julio de 2013

SIMONE FELICE + THE LUMINEERS. RAZZMATAZZ. 10/07/13

El mundo de la música a veces trae consigo situaciones curiosas. Ahora mismo recuerdo aquella gira de los Who en 2006, en la que muchos tuvimos que ir a Zaragoza para verlos, porque el concierto de Barcelona se había suspendido. ¿Motivo? ¡¡No se habían vendido apenas entradas!! ¡¡The Who!! ¡¡Una de las bandas más grandes de la historia!! Inexplicable. Y esto me viene a la cabeza al ver que un grupo como The Lumineers agota sus entradas en Razzmatazz. Buena banda, buenas canciones y con el éxito a sus espaldas de la película El lado bueno de las cosas, pero que no deja de ser una banda novel que ya veremos hasta donde llega. Otra curiosidad: su público. Ya en la larga cola antes de entrar vimos, por un lado, una cantidad enorme de extranjeros; y por otro lado, legiones de jovencitas. Todas ellas armadas con su smartphone, claro. Algunas con sus madres allí, otras con sus madres esperando fuera. Por momentos parecía un concierto del imbécil de Justin Bieber. Para mí todo raro, muy raro.
De telonero, nada menos que el gran Simone Felice, que frente a un público que no era el suyo dio una nueva lección magistral. Con dos músicos acompañándole, y él combinándose a la guitarra y la batería, nos deleitó con temas de su dispersa carrera (en solitario, Felice Brothers o Duke & The King) como el precioso If you ever get famous, You & I belong o un pletórico Radio song. Como colofón a una escasa media hora, y con los aclamados Lumineers sobre las tablas, el Helpless de Neil Young, que la mayoría de los presentes debían desconocer. Grande una vez más, Simone.
La banda principal de la noche pues, como era previsible, llevando el histerismo a un público al que no era necesario ganarse. No son los hermanos Felice ni los hermanos Avett, por citar grupos de un estilo similar, pero en Razzmatazz parecían ser la banda más grande del planeta. Y tienen un buen directo, indudablemente. Y se vacían en escena, con mención especial para su cantante y guitarrista Wesley Schultz. Y el escenario era de gran belleza. Y canciones como su éxito Ho hey son ciertamente redondas. Pero con este público se hace difícil ser objetivo. Quizá lo único que hay que hacer es olvidar a la gente que te rodea y dejarte llevar por la música. Como momentos álgidos destacaremos las dos canciones que tocaron en mitad de la sala (Darlene y Elouise), en un número más que brillante, y sus versiones del Subterranean homesick blues de Dylan y, sobre todo, del Sweet Virginia de los Stones, junto a Simone Felice y su banda. Gran momento este último.
Un buen concierto, a ellos no se les puede reprochar nada. Y por cierto, si no habéis visto El lado bueno de las cosas, deciros que se trata de una peli más que recomendable.

Mr. Wolf

Más info en la web del músico
Más info en la web del grupo
Escucha el setlist

jueves, 11 de julio de 2013

CROSBY, STILLS AND NASH. JARDINS DE PEDRALBES. 08/07/13

Nuevamente en este festival de la vergüenza. Nuevamente en este festival del nulo respeto al espectador. Nuevamente con el árbol famoso tapando parte del escenario. Y suerte que se trata de un festival de lo más pijo y elitista, si no no sé que más podría haber pasado. Dicen que seguirá más años realizándose. La verdad es que, visto lo visto, miedo me da.
Dejemos la vergüenza y hablemos de la música, porque bien lo merece, con los tres monstruos que nos visitaban en esta ocasión. Los veteranos Crosby, Stills & Nash ofrecieron un concierto generoso en tiempo. Tres horas de duración, con una parada de unos veinte minutos, en las que dieron un repaso a su extraordinaria carrera. Con momentos sublimes y también, hay que decirlo, momentos de decaimiento. Con una compacta banda detrás en la que destacaba el guitarrista Shane Fontayne, antiguo compañero de Bruce Springsteen. En definitiva, tres horas en las que algunos vimos realizado el sueño de ver en vivo a estas leyendas. No faltaron las voces cristalinas, los coros, las bellas melodías ni los arranques guitarreros de Stephen Stills, sin duda el más rockero de los tres. Los momentos de lucimiento personal también de David Crosby y de Graham Nash. En definitiva, un guión que todos teníamos previsto en nuestras cabezas. De haber venido junto a Neil Young, habría sido el éxtasis, desde luego. Pero eso ya es pedir demasiado.
Tras el arranque con Carry on, hubo temas propios de cada uno de ellos, así como de todos en conjunto. Hubo un recuerdo para la mítica banda en la que militaran Stills y Young, Buffalo Springfield, con el tema Bluebird que, junto a la belleza de Our house, fue de lo mejor de la primera parte. Tras el parón, que se hizo un poco duro, dado las horas que eran ya, costó un poco remontar el vuelo. Y fue ahí donde, para mi gusto, hubo algún momento de aburrimiento. Eso sí, claramente saldado en una recta final de órdago, con Chicago, el trepidante Love the one you're with, Almost cut my hair, donde lució espectacularmente la voz de Crosby, y Wooden ships. Para el bis, y como no podía ser de otra manera, la magia de Suite: Judy blue eyes, y su coro eterno cantado por todo el público.
A la una de la madrugada abandonábamos el lugar recordando los bellos momentos de la noche, deseando que los de la organización ardieran en el fuego eterno, y lamentando la coincidencia con el concierto de Rodriguez. Pero todo no puede ser, claro.
                                                         The fuckin' tree


Mr. Wolf

Más info en la web del grupo
Escucha el setlist



martes, 9 de julio de 2013

RODRIGUEZ. POBLE ESPANYOL. 08/07/13



Un extraño fenómeno pasó ayer por Barcelona para demostrarnos que los milagros existen y que no hay edad para poder cumplir con un sueño, no voy a extenderme aquí sobre la extraordinaria historia que narra con gran brillantez la película Searching for Sugar man, pero el culto que se ha creado desde su estreno hacia la figura de un cantautor de principios de los setenta, retirado, olvidado y ninguneado por la industria discográfica es difícil de entender. Más de cinco mil personas abarrotaron el Poble Espanyol con una predisposición total a favor del señor Sixto Rodriguez, la inmensa mayoría ni siquiera conocíamos su nombre hace apenas unos meses, pero la sensación de que su concierto era histórico planeaba entre los asistentes, para ser justo también fue evidente como el fervor general de los primeros compases del concierto fue decreciendo con el paso de los minutos y hacia el final del espectáculo sólo los más fanáticos seguían con un silencio respetuoso o cantando las letras de los temas; porque hubo mucho postureo de gente a la que le debían haber contado que ser fan ahora de éste hombre está de moda y que con el paso del concierto se dedicaban a cotorrear o a gritar sin mostrar el menor respeto por la música del señor Rodriguez, y es que si despojas al personaje de su extraña historia te encuentras con grandes canciones englobadas en dos grandes discos, Cold fact y Coming from reality; es evidente y también tristemente injusto que ahora que ha conseguido el reconocimiento que merece, el señor Rodriguez se encuentre en un estado de salud tan precario, con una movilidad muy reducida y un grave problema de visión; es también un poco frustrante que su actual estatus de estrella le lleve a ofrecer  unos conciertos tan masivos y con un ambiente como de fiesta mayor, porque la profundidad de sus temas y la riqueza de su música se degustarían con mayor placer en ambientes más íntimos y recogidos; pero bueno, es lo que hay, y a pesar de sus contras fue gratificante disfrutar en directo de su música.

El concierto comenzó con un tema en castellano, Malagueña salerosa, en el que se arrancó en solitario junto a su guitarra, pero el concierto como tal se puso en marcha con un Climb up on my music que sonó a gloria, puede que los cuatro músicos que le acompañaban no tuvieran ningún tipo de carisma, pero cumplieron  dignamente con su función, aunque creo que una banda liderada por un guitarrista más veterano se hubiera acoplado mejor a las características de la música y de la poca agilidad de las manos de Rodriguez. Only good for conversation dio paso a una de sus joyas, Crucify your mind, seguida por una versión del Love me or leave me de Nina Simone; con I wonder cantó hasta el último espectador, la carga política apareció con This is not a song, it’s an outburst: or, the stablishment blues, la cosa se puso romántica con el Unchained melody de los Righteous brothers y mejoró con el ya clásico Sugar man, volvimos a ponernos tiernos con la bella I think of you, seguida de Rich Folks Hoax, de la versión del Lucille de Little Richard y del Fever de Little Willie John, las versiones siguieron con I only have eyes for you de The Flamingos y el I’m gonna live till I die de Frank Sinatra, con Forget it Rodriguez abandonó el escenario de la mano de su hija para volver también de su mano para un extraño Bis con el Whole lotta shakin’ going on de Jerry Lee Lewis; personalmente hubiera preferido alguno de sus temas propios como Cause o Street boy, pero a pesar de su frágil estado físico y del heterogéneo público disfrutamos mucho de su concierto, ojalá podamos verle más recuperado y en otro ambiente.


Mr. Sheep

Más info en la web del músico
Escucha el setlist 

jueves, 4 de julio de 2013

ROGER HODGSON. JARDINS DE PEDRALBES. 03/07/13

Supertramp, sin duda uno de los grupos más representativos de la maravillosa década de los 70. También uno de los grupos más odiados, la verdad. Pero en mi opinión atesoran una colección de canciones inolvidables, formando Roger Hodgson y Rick Davies un dúo compositivo infalible. Ahora, cada uno por su lado y, curiosamente, ambos viviendo de su legado anterior. Roger, tras debutar en solitario con el notable In the eye of the storm en 1984, no ha sido capaz de mantener un nivel parecido al de su banda, y actualmente, sus conciertos siguen basándose en el repertorio de Supertramp. Y nosotros encantados, claro.
Era nuestra primera toma de contacto con el nuevo Festival de Música de Barcelona, así que nos dimos una vuelta por los jardines y disfrutamos del pijerío reinante. Curioso, había gente que parecía ir de boda. ¡Que no es un concierto de Julio Iglesias, hombre! Al dirigirnos a nuestra localidad nos llevamos la sorpresa de la noche, al descubrir que un árbol nos tapaba parte del escenario. El colmo. Al sacar la entrada nadie te dice que sea de visibilidad reducida, por mucho que, en este caso, se trate de una de las localidades baratas. Y mucho se podría discutir acerca de si 39 euros es un precio barato. Pues nada, una muestra más de falta de respeto al espectador, heccho que ya he comunicado a la organización del festival, que no me va a hacer ningún caso, claro. Ellos sólo quieren ganar más dinero. Al fin y al cabo, el que no lo vea bien que se aguante, ¿no? Afortunadamente, había algún sitio libre que nos salvó la situación, permitiéndonos tener una visibilidad aceptable, aunque al teclista Kevin Adamson apenas le viéramos el pelo.
Al que sí vimos fue a Roger. Simpático y locuaz, junto a una competente banda nos ofreció un concierto a la altura de lo esperado, con un buen puñado de clásicos a lo largo de dos horas. Y es que el repertorio no tuvo desperdicio. Tras atacar de entrada con Take the long way home y School, un recuerdo a su debut en solitario con In Jeopardy y la bonita Lovers in the wind. Después, la fantástica Hide in your shell, Sister Moonshine, Breakfast in America o The logical song, que levantó por primera vez a un soso público de sus asientos. Luego, bajón con el tedioso Death and a zoo (sin duda lo peor de la noche), el no grabado aún The awakening y una recta final con Child of vision, Dreamer y Fool's overture, desatando, ahora sí, la euforia de la gente. En el bis, la belleza de Two of us, junto a la mítica Give a little bit y final festivo con It' raining again. Más allá de la medianoche, promesa de pronto retorno y todos contentos para casa.
Buen concierto y bonito lugar. Y también todo óptimamente organizado.Una verdadera lástima lo contado anteriormente.


Mr. Wolf

Más info en la web del músico
Escucha el setlist

miércoles, 3 de julio de 2013

JULIO EN BCNENCONCIERTO

Julio. Después del Azkena seguiremos poniendo conciertos en nuestras vidas, y para empezar, conoceremos el Festival Jardins de Pedralbes, con las ineludibles citas de Roger Hodgson, sin duda el miembro más carismático de Supertramp; y también de los míticos Crosby, Stills & Nash (lástima que sin Young). Serán los días 3 y 8, respectivamente, y las entradas las encontraréis en la web del festival. También el día 8 tendremos por aquí al hombre de moda, al sugar man, a Sixto Rodríguez (red Ticketmaster), en lo que a buen seguro será una noche mágica en el Poble Espanyol. Y el día 10, Razzmatazz acogerá la llegada de The Lumineers (Ticketmaster), representantes del nuevo Folk, aunque quizá el rey de esa noche sea su telonero, el gran Simone Felice.
Ya véis que será un mes muy cargado, y además, no descartamos más sorpresas y novedades. Atentos.
Rock'n'Roll.

martes, 2 de julio de 2013

AZKENA ROCK FESTIVAL. VITORIA. 29/06/13

Nuestros anillos de Laparra Jewels fueron la sensación

Amanecemos en Vitoria en la segunda jornada del festival huérfanos de los conciertos de la Virgen Blanca, uno de los momentos que más nos gustan. No hay nada como degustar unos pinchos viendo buen rock, pero la crisis, la maldita crisis, se los ha llevado por delante. Una pena. Una más.

Heaven's Basement, sudor y entrega

Llegamos al recinto cuando está mediado el concierto de los muy jóvenes Heaven's Basement, y lo lamentamos. Suenan potentes y entregados a la audiencia del escenario George Jones. Nos gusta especialmente su actitud. Así se gana uno a la parroquia. Le seguiremos la pista a su hard rock, sin duda.

Buen comienzo que no se refrenda más tarde con los suecos Troubled Horse. Aunque la banda suena compacta en su conjunto, las canciones no pasan de correctas y el cantante no tiene una voz especialmente cualificada para atacar el rock duro. Tal vez simplemente cambiando de frontman mejorarían.

Los Zigarros y su rock a lo Tequila

Tras esta doble sesión de hijos (o nietos) de Black Sabbath es momento para el rock nacional con Los Zigarros. Guiños a Tequila y Los Rodríguez en esta propuesta que se nos antoja algo sobrepromocionada (mucho se habló de ellos en la previa) pero que por otra parte ya está bien que se apueste por las bandas patrias. A nosotros no nos emocionan aunque les deseamos larga vida.


JJ Grey and Mofro, triunfadores en el ARF

Turno para uno de los grandes descubrimientos y triunfadores del festival. J.J.Grey and Mofro son una banda que aborda el rock sureño con un toque de soul. Una voz privilegiada (que ya no se volvió a escuchar en las siguientes bandas por problemas de sonido) y la incorporación de dos metales dieron el toque mágico necesario para distinguirse del resto de propuestas. ¡Y como lo agradeció el público después de tanto guitarrazo!. En resumen, banda muy al gusto del ARF con una calidad excelente, tablas y el público rendido y pidiendo bises.

Lamentamos no poder decir nada de Uncle Acid and the Deadbeats. Hay que avituallarse y...les tocó a ellos.


Enemigos en plena forma

Teníamos muchas ganas de ver en qué estado de forma se encontraba el bueno de Josele Santiago y su banda de toda la vida. Pues...como el vino, mejorando con los años. Menudo concierto se marcaron Los Enemigos con sus éxitos Septiembre y John Wayne como puntos álgidos pero sin bajar el pistón en los 8 temas que tocaron. Da gusto ver que siguen ahí con cuerda para rato. Y el público contento, claro. A estas alturas no cabe más que felicitar a los organizadores por las propuestas nacionales que han escogido, no así del resto...



Gov't Mule agridulces

Y ya cayendo la noche llegó uno de los momentos esperados. Uno de esos conciertos que sabes que no te van a defraudar por la extrema calidad de la propuesta. Pues...sorpresa¡ No fué del todo así. Gov't Mule intentó repetir el éxito de anteriores visitas al ARF sin conseguirlo. Lastrado por un deficiente sonido, especialmente la voz de Warren Haynes y alargando canciones incluso más de lo que suelen hacer (que es mucho), no consiguieron conectar con el público. Algo impensable cuando tienen un set list que abre con pepinazos como Steeping Lightly o como Broke Down on the Brazos. Una versión en clave...¿reggae?del Love Me Do de los Beatles que, sinceramente, no nos gustó, acabó por dejarnos un mal sabor de boca. Más que nada por lo que esperábamos, no porque fuese un mal concierto.


Gaslight Anthem, un valor al alza

Tiempo ahora para los aclamados Gashlight Anthem del Sr.Fallon. Una banda que está subiendo como la espuma en el mundillo rock. Tanto como para que los señores del ARF le hayan colgado el título de cabeza de cartel. Se nos antoja sin embargo excesivo y creemos que es la consecuencia de no encontrar nada mejor. Se trata de una buena segunda banda, pero todavía les falta un pelo para poder lucir ese tamaño de letra en el cartel. El concierto siguió la línea de su enérgico punk rock americano. Estribillos muy coreables y calidad en cada uno de los miembros de la banda. Y encima cuentan con un frontman que va a estar ahí sin duda los próximos años. Al que esto escribe, sin embargo, y ahí difiero de alguno de mis compañeros de Bcnenconcierto, no le gusta demasiado ese estilo. Demasiado lineales en la composición de las canciones y un tanto facilones, parecen diseñados para las radiofórmulas americanas. Nada que objetar al concierto en sí, pero significativo que la canción que más me gustó del set list...no es suya: un matador Baba O'Riley de los Who.



Walking Papers: no os los perdais

El cansancio comienza a hacer mella ya en algún miembro de Bcnenconcierto como Mrs.Zebra que hasta ahora había aguantado como una leona. Vamos llegando ya al final del festival, pero aún queda alguna sorpresa, como los Walking Papers. Se trata de una de esas llamadas superbandas, con un ex-Screeming Trees (Barret Martin, imponente en la batería), dos ex-The Missionary Position (Benjamin Anderson y el excelente vocalista y frontman Jeff Angel) y como mayor reclamo el ex-bajista de Gun's & Roses Duff McKagan. Comienza el concierto y...buff. Potentes y oscuros, con unas elaboradas composiciones difíciles a ratos de ubicar estilísticamente pero frescos, diferentes. Un momento...se oye el bajo pero no vemos al bueno de Duff. Vaya, parece que lo han pregrabado. Único punto negativo en un conciertazo que pone la carpa patas arriba. A destacar las tablas del vocalista y guitarrista Jeff Angel que se metió al público en el bolsillo con sus paseos por la platea y sus movimientos en el escenario. Todo un descubrimiento de esos que buscas desesperadamente por internet en cuanto llegas a casa.


Rocket From The Crypt ideales para las fiestas del pueblo

Y por fin llegamos al broche final. Le pedimos al cuerpo un último esfuerzo después de tantas horas para la que se anuncia como una fiesta rockabilly o psickobilly (ahí me pierdo). Los Rocket From The Crypt aparecen ataviados con unos extraños trajes y un parlanchín cantante que a la postre lastraría el desarrollo del concierto con sus interminables parrafadas. Sí, muy festivos y cañeros, pero contar chistes durante 15 minutos cada 3 canciones, es difícil de soportar a estas horas. Si a eso le añadimos un deficiente sonido del micrófono que nos acompañó gran parte de la tarde en el escenario Kevin Ayers...

Ponemos punto final por tanto cansados como siempre a estas alturas. Este año, aún pasándolo bien,  el debe gana claramente al haber. Resumamos:

En lo negativo:

  • El peor cartel que recordamos. Decisiones cuando menos discutibles. Flagrante el caso de contar con Smashing Pumpkins, pero también repetir Black Crowes y Gov't Mule, o poner de cabezas a Gashlight Anthem. Faltaron grupos de "clase media"
  • La crisis asomando por cada esquina del festival: menos servicios, menos camareros, cobro en euros las cervezas, menos stands...menos de todo.
  • La deficiente política de comunicación llevada a cabo todo el año. El inadecuado uso de facebook: semanas sin poner nada, creación de falsas expectativas...mal sin paliativos.
  • La desaparición de los festivos conciertos de la Virgen Blanca

En positivo:

  • Un precio más que correcto.
  • El buen ambiente reinante
  • La vuelta a sólo dos escenarios
  • Algunos descubrimientos como Walking Papers, JJ Grey & Mofro, Sheepdogs
  • El buen nivel de los grupos nacionales.


Y algunas reflexiones para el futuro si es que lo hay:

El fiel público Azkenita está preparado para entenderlo casi todo, pero lo que no acepta es que la organización no lo explique adecuadamente. Estamos seguros de que una buena política de comunicación hubiese ayudado mucho a soportar los efectos de la crisis en el festival. Creemos que se está dilapidando uno de los principales activos que hacía de este el mejor de ellos: la confianza.

¿Habrá un ARF 2014? ¿Estará allí Bcnenconcierto?

Más info sobre los grupos pinchando en el nombre de los mismos.

Mr. Bull