domingo, 26 de enero de 2020

LOS AMANTES DE MARÍA. MONASTERIO. 22/01/2020




Siempre tuve debilidad por Los amantes de María, un grupo que estuvo activo entre los años 1987 y 1994, de la escena rockera underground de Barcelona. En su momento sólo sacaron un disco, al que recuerdo que llegué por alguna reseña en el Rock de Lux y por una aparición en directo en el programa de televisión Plàstic. Nunca entendí como un grupo con aquel potencial no tuvo mejor suerte, y siempre tuve clavada la espinita de no haberles visto en directo. Quién me iba a decir a mí que treinta años después de comprar su disco por fin iba a poder saldar mi deuda. Hace casi dos meses me llegaron noticias sobre su vuelta a los escenarios, con el motivo de rendir homenaje a su bajista "Duddy Martínez", fallecido en 2002. Por un lado me llevé una alegría al poder recuperar unas canciones a las que siempre les he tenido mucho cariño y que por fin podría disfrutar en vivo, por otro lado sentí un poco de tristeza al saber que sólo era una reunión puntual para hacerle un homenaje a su bajista original.



Con un poco de incertidumbre sobre el estado de forma en el que me los encontraría, y con muchas ganas de escuchar tanto sus temas clásicos incluidos en su disco, como los que no pudieron registrar en su día, me acerqué en un lluvioso y desapacible Miércoles a la sala Monasterio. La primera sorpresa fue el ver la gran respuesta de público, con la sala prácticamente llena. La principal sorpresa de la noche fue encontrarme con una banda en plena forma, como si no lo hubieran dejado nunca. Rockeros, potentes y con la dosis justa de nostalgia.



María Rodríguez-Rey está muy bien de voz y su acústica suena perfecta, Miguel Monfort disfrutó como un niño sacando guitarrazos afilados, Jordi Vila funcionó como un metrónomo llevando el ritmo y el mando detrás de su batería, perfectamente acompasado con el bajo de Bruno Borsten, pletórico toda la noche; Javier Martín utilizó su teclado a modo de colchón de los temas, en su medida justa, sin sonar muy ochentero. Hay que destacar también el trabajo de Miguel Figuerola, guitarrista de otro gran grupo de la escena rockera underground barcelonesa, Las flores del mal. Sus guitarras cortantes acompañaron al grupo en los temas más potentes.



El repertorio mezcló temas de su disco con otros más desconocidos, al menos para mi. Ojos, Love lights, una maravilla llamada Casa vieja, Una nube no es lugar para dos, la festiva México lindo, Diablo, la imprescindible Tren en vía muerta, un momento para la calma con la colaboración de Marta Rodes y Paz Bodoque en los temas I don´t cry anymore y Huyendo del Sol. A continuación tocaron un tema nuevo compuesto por Jordi Vila, del que no recuerdo el título entero, pero que comenzaba con la palabra Idiots. Otro temazo desconocido para mi, 5 segundos, me hizo pensar en cómo hubiera sido un hipotético segundo disco. La parte final del concierto fue brutal con las cañeras El rastro de la Luna, Justine y La carnada. Para los bises nos regalaron Pelea de gallos, Una broma pesada y cerraron por todo lo alto con As en la manga. Gran concierto de unos músicos formidables y honestos en su propuesta, que además se mostraron cercanos y cariñosos con todo el mundo al acabar el bolo. Me encantó hablar con María y con Jordi, al que le recordé su etapa con los Rivertones, el grupo en el que militó junto a los actuales Bantastic Fand, Nacho Para y Paco Del Cerro.



Me encantará saber de todos ellos en el futuro, si no es con Los amantes de María, en cualquiera de sus otros proyectos.

Mr. Sheep

Más info en el Facebook del grupo




domingo, 19 de enero de 2020

SEAFOAM GREEN. ROCKSOUND. 14/01/20

Primer concierto del año para quien esto escribe, y cómo no, en Rocksound, la sala que se ha convertido en la más importante para los rockeros de la ciudad. En esta ocasión, con la banda irlandesa Seafoam Green, liderada por Dave O'Grady, al que pudimos ver unos años atrás en solitario como telonero de Rich Robinson, convertido en su amigo, mentor y productor. Relación que dio sus brillantes frutos con Topanga mansion en 2016, su debut discográfico.
Para esta gira, Dave (voz, guitarra y ocasionalmente teclados) ha venido con la habitual cantante Muireann McDermott, y al dúo se han unido Christopher Nicholls al bajo y Justin Johnson a la batería, con lo que las bellas melodías Country, Folk sureñas se ven reforzadas en formato banda.
¿Y qué tuvimos en directo? Pues eso, sonido de raíces en la más pura tradición de The Band y otros grupos míticos por el estilo, con pelotazos rockeros combinados con hermosas canciones más reposadas. Y un acertado contraste entre las voces de Dave y Muireann, tremendos ambos en ese final a capella. Noche de más de un momento de  brillantez, ya desde la inicial Down the river, junto con otras maravillas como For something to say, Home, Runaway o Lowly Lou. Y claro, esa versión de Be my friend, de los maravillosos y nunca suficientemente reivindicados Free.
No sé si a los fotógrafos de la sala les hizo mucha gracia que, después de varias canciones, Dave les dijera que se apartaran para dejar paso a la gente de atrás, pero lo que sí sé seguro es que fue un gran concierto del que todo el mundo salió más que feliz.
Empieza bien este 2020.

Mr. Wolf 

Más info en la web del grupo
Más info en el Facebook del grupo 

 

martes, 31 de diciembre de 2019

LOS CONCIERTOS DE 2019

Acaba 2019 y es el momento de recordar algunos de los mejores conciertos vividos durante este año. Ha habido en abundancia y no los hemos podido comentar todos, pero aquí van algunos de los que, en mi opinión, han sido de los más destacados.

1. Cordovas (Rocksound). Gran banda a seguir que nos ofreció una espléndida noche de música de raíces. Sobresalientes en una noche difícil, compitiendo con otros conciertos interesantes y un importante partido de fútbol.

2. Little Steven & The Disciples Of Soul (Apolo). ¿Qué más podemos decir sobre el bueno de Silvio Dante? Pues que venga cada año con su exuberante banda para hacernos felices, claro que sí.

3. Southside Johnny & The Asbury Jukes (Calella Rock Fest). Nunca pensé que vería a este hombre sobre un escenario, y mira por donde, gracias al magnífico festival de Calella tuve la oportunidad de hacerlo. Un inicio titubeante fue solventado con una encomiable profesionalidad y acabó siendo una noche para el recuerdo.

4. Wilco (Azkena Rock Festival). Los grandes triunfadores del festival vitoriano, con un repertorio de ensueño para todos sus seguidores. Grandes.

5. Charley Crockett (Rocksound). Para mí que no lo había visto nunca en directo, la gran sorpresa del año, con su mezcla de estilos y su actitud. Me ganó completamente.

Otros conciertos destacables: Drivin' N' Cryin', Levi Parham, Diamond Dogs, Luke Winslow-King, Stray Cats, Garrett T. Capps, The Ramblers, The Waterboys, la doble visita de Wilko Johnson y la que puede ser la despedida de nuestro querido Dan Baird con sus Homemade Sin.

Y con el recuerdo de todos estos conciertos, y el recuerdo también a los músicos que nos han dejado este año, como ese Dr. John que encabeza esta entrada, desde aquí os deseamos un feliz y rockero 2020 para todo el mundo.

Mr. Wolf

miércoles, 4 de diciembre de 2019

MESCALEROS + STAR MAFIA BOY. ROCKSOUND. 30/11/19

Descarga nacional para terminar el mes en Rocksound. Dos de las mejores bandas de este país sin discusión, a nivel underground, eso sí. Ya sabemos que nunca llenarán pabellones, pero de clase y actitud rockera les sobra tanto a los catalanes Mescaleros como al madrileño Star Mafia Boy, ambos con una ya extensa carrera a sus espaldas.
El turno de inicio le tocó a los Mescaleros. Imagen rockera y música potente con un gran Amadeo Digón a la voz, pese a encontrarse físicamente mermado por un inoportuno resfriado. Pero ello no impidió que ofrecieran un poderoso concierto que levantó la sala. Bring on the night, What I'll never forget, Invincible o Dreamin' along fueron una buena muestra de su buen hacer sobre las tablas. Hard Rock sin resquicios y sonando como una apisonadora. Y además, gran detalle al dedicar Walking with the angels a varios amigos caídos por el camino, entre ellos el añorado Javi Ezquerro y el inolvidable José Antonio Manzano.
Lástima que no pudieran tocar el último tema que tenían previsto y tuvieran que abandonar precipitadamente el escenario con su mánager apremiándolos. Pues no sé si hubo algún impedimento para que salieran antes a tocar, pero el retraso de inicio fue considerable. No lo entiendo.

Poco después aparecía como un vendaval en escena Star Mafia Boy, para apabullarnos una vez más con su Punk Rock a piñón. Intenso como pocos en un concierto que se hizo corto, y que fue corto, aunque no nos quejaremos de ello, viendo la descarga que nos ofreció junto a sus dos músicos Tito 77 y Sebass, ya desde la inicial Los Angeles. Y entre otras canciones, que a mí personalmente me encantan, sonaron Corriendo salvaje, Mil años de amor en el infierno, La heroína de mis venas, No puedo parar de amarte o las versiones de 20th century boy de T. Rex y el Born to lose de Johnny Thunders, una de sus más claras influencias, sin duda. También hubo la ayuda puntual de Charly 90, cantante de los Chaqueteros, y vimos una curiosa imagen, al salir en plena canción a tocar la guitarra a la calle, seguido por unos cuantos incondicionales. Espectáculo y actitud, como debe ser. Además, hablamos de un tipo con una indudable cultura musical. No había más que ver la camiseta de los Damned que lucía. Bravo.
Gran noche de Rock'n'Roll, con dos bandas de currantes que se merecen toda la suerte del mundo.
Hasta la próxima, chicos.

Mr. Wolf

Más info en el Facebook de Mescaleros
Más info en el Facebook de Star Mafia Boy




jueves, 28 de noviembre de 2019

THE WATERBOYS. RAZZMATAZZ. 25/11/19



The Waterboys siempre han sido una debilidad para mi. Me han interesado en todas y cada una de sus mutaciones, a pesar de la infinidad de cambios en su formación. Mike Scott siempre ha estado ahí. Fiel a sus canciones, enamorado de la música; de la suya y de la de sus referentes. A lo largo de los años hemos podido verle con distintos formatos de banda, Folk, Pop, Blues y Rock. Pero siempre interesante, siempre un referente. En su última reencarnación The Waterboys han apostado por el Rock, suenan contundentes y a Mike se le ve disfrutar mucho. Es cierto que quizás no consigan los momentos de emoción y de pureza que te hacían salir extasiado de sus conciertos más folkies. Recuerdo una ocasión en especial en la que sólo Steve Wicham al violín y la acústica de Mike Scott me dejaron con el corazón en carne viva. Pero debemos alegrarnos de poder ver en un escenario en 2019 a la banda, y yo salí encantado de su concierto en la sala Razzmatazz. Les vi intensos, felices, simpáticos, y con cuerda para rato.

En la actual formación sigue como mano derecha y contrapunto principal para Mike Scott, el señor Steve Wicham al violín, y ocasionalmente a las guitarras. A los teclados Brother Paul Brown, a la batería Ralph Salmins, Aongus Ralston al bajo y como coristas Jess Kav y Zeenie Summers. Dos horas y cuarto de concierto en una sala casi llena, con un público muy fan y conocedor de su cancionero.



El repertorio equilibró muy bien sus clásicos con los temas más recientes. Empezaron a lo grande con esa maravilla titulada When ye go away enlazada con Dunford's fancy y rematada con Fisherman's blues. No podían haber comenzado mejor. A continuación Where the action is sonó como un cañón, If the answer is yeah sirvió de preludio a uno de los himnos de mi juventud. The whole of the Moon sonó fresca con Mike al piano y el público desgañitándose. Old England fue uno de los grandes momentos de la noche, y la simpática Still a freak les fue dedicada a Willie Nelson y a Keith Richards. El Country trotón de Nashville, Tennessee nos hizo sonreir, mientras que una atronadora Medicine bow me hizo darme cuenta de lo afortunado que era de volver a pasar una velada con el señor Scott. Ladbroke grove symphony del último disco sonó a gloria, mientras que el clásico This is the sea sonó en una versión totalmente distinta de la original. Rosalind (you married the wrong guy) de Modern Blues precedió al único momento flojo de la noche, está muy bien homenajear a Ginger Baker, pero un solo de batería es algo que apalanca a la gente y enfría el ambiente. Blues for Baker dio paso a una recta final espectacular, We will not be lovers alargada al máximo en un crescendo atómico y The Pan within preciosa sólo con el violín y la acústica. Morning came too soon e In my time on Earth dieron por acabado el concierto. Para el bis delicatessen de la buena, A girl called Johnny y How long will I love you, esa maravilla incluida en Room to roam.

Gran concierto con un Mike Scott simpático y cercano, que bromeó con su aspecto de vaquero country y con la presencia de gente joven en el show.

Mr Sheep


Más info en la web del grupo
Más info en el Facebook del grupo
Escucha aquí el setlist 

martes, 12 de noviembre de 2019

DAN BAIRD & HOMEMADE SIN. UPLOAD. 09/11/19


Bueno, pues otra visita más del señor Dan Baird, después de haberlo visto en multitud de ocasiones por estos lares en sus distintas formaciones. Desde el bautismo que significó aquel experimento llamado The Heart Of Georgia Satellites, pasando por los Dusters, los Yayhoos, los Bluefields y sobre todo, sus Homemade Sin. Rock'n'Roll sin freno en todas y cada una de esas noches que nos ha regalado siempre, pero ahora, y después de sus problemas de salud, parece ser que abandona las giras. ¿Cierto? Ya lo comprobaremos. Por si acaso, servidor no quiso perderse la que podía ser última oprtunidad de ver al señor Baird sobre un escenario.
Sábado noche, una bonita sala como es Upload (y también cómoda para los que no somos muy altos) y una banda con un directo que es un auténtico seguro. Nada podía fallar, y efectivamente nada falló.
Ya sabíamos que el repertorio sería de lujo. Grandes temas clásicos coreados por todos más los de los discos más recientes, el último de ellos Screamer, aparecido el año pasado. Y claro, ahí estuvieron I love you period, Keep your hands to yourself, Sheila, All over but the cryin', Younger face o Crooked smile para hacernos un poco más felices a todos los que estábamos allí. Y de propina, una vibrante versión del Beer drinkers and hell raisers, de los maestros ZZ Top. Como siempre, buen gusto. Y también como siempre, espectaculares Warner E. Hodges a la guitarra y Mauro Magellan a la batería. Del actual propietario de las cuatro cuerdas, Sean Savacool, diremos que estuvo perfecto en el papel que le corresponde como secundario. Un gran grupo del que no se puede decir nada que no se sepa ya. Simplemente Rock'n'Roll.
Y para acabar, bonita imagen de Dan Baird en la mesa del generoso merchandising firmando, charlando y haciéndose fotos. Lo echaremos mucho de menos si de verdad se retira.

Mr. Wolf

Más info en la web del grupo
Más info en el Facebook del grupo


                         

domingo, 27 de octubre de 2019

ALICE WALLACE. ROCKSOUND. 23/10/19

Nueva cita del Rootsound Fest, en esta ocasión con la encantadora Alice Wallace presentando su último trabajo discográfico, el muy recomendable Into the blue, un disco cargado de melodías Country y de raíces absolutamente cautivadoras.
Esta es una gira en la que Alice, además de su voz y guitarra acústica, viene acompañada únicamente por el guitarrista Joe Coombs y el contrabajista Scott Warman, en un formato íntimo pero que no se ve mermado de fuerza ni intensidad escénica. Y es que, sólo por la voz que atesora esta mujer ya vale la pena pagar el precio de una entrada, con una exhibición vocal que a mí por lo menos me dejó boquiabierto. ¿Cómo es posible hacer lo que hace ella? Nos dijo que practicáramos el estilo Yodel para la próxima vez que nos visitara, pero en mi caso lo descarto completamente. Imposible.
Pese a tener preparado un setlist, luego fueron tocando según lo que le apetecía a Alice, que nos informó de su poco apego por seguir un rígido listado de canciones. De hecho habló muchísimo, con alguna palabra en un rudimentario castellano, y siempre entre risas, mostrándose en todo momento como una persona muy simpática, también una vez finalizado el concierto, firmando, charlando y haciéndose fotos sin ningún problema.
Lógicamente, su cuarto y último disco gozó de bastante protagonismo ya desde ese inicio con The blue y Santa Ana winds, pero también hubo espacio para versiones de Patsy Montana o Linda Ronstadt, con quien la comparan a menudo. Destacable también Rolling stone from Texas, de Don Walser, primer momento de lucimiento vocal de la cantante, y claro, también preciosidades como Echo canyon no podían faltar.
Gran noche que pudimos disfrutar todos los que nos congregamos en Rocksound, que más o menos formamos una media entrada. No está del todo mal, teniendo en cuenta que a la misma hora había que competir con el concierto de los Pixies y que además era noche de fútbol. Por mi parte, más que satisfecho con mi elección.

Mr. Wolf

Más info en la web de la cantante
Más info en el Facebook de la cantante

domingo, 6 de octubre de 2019

FERNANDO RUBIO & THE INNER DEMONS. MERCAT FONTETES. CERDANYOLA. 05/10/19



Los que seguís este blog ya sabéis de la devoción que tenemos con Bantastic Fand. La incorporación de Fernando Rubio a la banda no sólo enriqueció su sonido y aumentó su versatilidad, también consiguió que conociéramos a otro gran músico y compositor. Fernando es un currante del Rock, ha puesto su talento como guitarrista al servicio de muchos artistas y posee un sólido pasado con Ferroblues. En 2009 publicó su primer disco en solitario, Tides, un muy buen trabajo en el que conjugaba Rock, Blues, Soul, Funk e incluso Reggae. En 2018 sacó su segundo trabajo, Cheap chinese guitar, más centrado en el Rock clásico, aunque trufado de los estilos con los que elaboró Tides, añadiendo incluso algún escarceo con el Doo-wop. Este disco ha supuesto un enorme salto adelante en su carrera. Además su gran repercusión, teniendo en cuenta lo artesanal y autoproducido del trabajo, nos devuelve la fe en las grandes canciones. La inclusión del disco en las mejores listas de música nacional de 2018 no solo hace justicia, también nos da esperanza para que los artesanos de canciones que van por libre, continúen con su trabajo en estos duros tiempos de ninguneo en los grandes medios de comunicación y saturación en las salas de bandas tributo.

Me consta que a Fernando le hacía especial ilusión su concierto en el Festival de Blues de Cerdanyola, donde ya tocó hace muchos años con Ferroblues. La banda que le acompaña, los Inner Demons, está formada por los bantásticos Paco del Cerro y Carlos Campoy, a la batería y los teclados. Román García al bajo y Joaquín Talismán a la guitarra. Todos acompañan a los coros a Fernando y consiguen unas harmonías vocales de primera. El sonido fue muy bueno y el numeroso público disfrutó de la propuesta musical y también de la gastronómica. Menudas tapas se curraron los del Mercat.



El repertorio estuvo centrado en Cheap chinese guitar con temazos como Inner demons, la maravillosa Meteor showers, en serio, si no es la mejor canción publicada en 2018 poco le falta. Come into my dream, Cheap chinese guitar, la bailable Bloody black soul, thank you for being there, Love song y el trallazo de Sad sad day. También repescaron algunos temas de Tides, como la inicial I'll do it again, la bonita Tides o la estupenda Back on the move. Incluso hubo tiempo para que Paco demostrara que canta estupendamente, haciendo una gran versión del tema Night time is the right time que popularizara Ray Charles.

La noche tuvo como colofón una festiva actuación de la J Teixi Band, otros currantes del Rock que nos hicieron pasar un buen rato. Enhorabuena a la organización del Festival de Blues de Cerdanyola.

Fernando vuelve cuando quieras que aquí te estamos esperando con los brazos abiertos. Ven solo, con tu banda o con los Bantastic Fand, pero no nos hagas esperar demasiado.

Mr. Sheep

  
Más info en el Facebook del músico
 


viernes, 4 de octubre de 2019

DRIVIN' N CRYIN'. ROCKSOUND. 01/10/19

¡Qué maravillosa banda Drivin' N Cryin'! Comandada por el compositor, cantante y guitarrista Kevin Kinney, y por supuesto junto a su inseparable lugarteniente Tim Nielsen a las cuatro cuerdas, nos ha regalado durante más de tres décadas un buen puñado de discos espléndidos. Una más que sólida discografía para amantes del buen Hard Rock (por etiquetar de alguna manera), aunque es cierto que su reciente Live the love beautiful no goza de muy buenas críticas precisamente. Pero en directo no hay decepción posible con esta gente, y de la misma manera que en KGB me entusiasmaran hace ya unos años, ahora ha vuelto a ocurrir lo mismo.
Pasamos de un inicio con el tema título de su último trabajo a una segunda canción que fue toda una declaración de intenciones. Honeysuckle blue es uno de sus clásicos indiscutibles y uno de los trallazos que soltaron durante las más de dos horas que permanecieron sobre las tablas. Le acompañaron también Scarred but smarter, To build a fire o Fly me courageous, junto a ese himno total y absoluto llamado Straight to hell que coreamos todos con ganas. Además, la versión del Jumpin' jack flash stoniano y algún corte de la carrera en solitario de Kevin Kinney, como A good country mile. Y claro, más temas de Live the love beautiful, caso de Step by step o Free ain't free. Un simpático Kevin (y algo cargado de whisky, no nos vamos a engañar) parecía que no quería irse, y acabó cantando y tocando entre el público mientras sus compañeros seguían en el escenario, en un caótico y divertido fin de fiesta. Además, al terminar el concierto, sonrisas, fotos, firmas y regalo de púas por parte de un excelente compositor al que el éxito le ha sido siempre esquivo, algo que no nos importa demasiado a su público. Esta vez, en Rocksound, los mismos de siempre y alguno más fuimos los que disfrutamos de una de las mejores noches del año en Barcelona. Sin duda.

Mr. Wolf

Más info en la web del grupo
Más info en el Facebook del grupo

lunes, 30 de septiembre de 2019

LUKE WINSLOW-KING. ROCKSOUND. 29/09/19



A veces una mala noticia puede convertirse en buena y pillarte por sorpresa. La cancelación del concierto de Scott Law en el Rocksound barcelonés, ha dejado hueco para colocar un concierto sorpresa, por lo inesperado, del gran Luke Winslow-King. Un concierto especial por lo sorpresivo y también por la propuesta desnuda de su puesta en escena. En esta ocasión Luke venía sin banda, dispuesto a mostrarse lo más cercano posible al público. Verle con su banda siempre es un placer, ya lo hemos disfrutado otras veces tanto en el mismo Rocksound como en el Azkena de Vitoria, pero descubrir otra faceta siempre será una buena noticia.

Lo primero que te gana para la causa en este hombre es su simpatía, casi siempre con una sonrisa contagiosa en la cara y con un comentario ocurrente entre los temas. El concierto puede que fuera en solitario, pero no tuvo mucho de acústico, porque en la mayoría de los temas se acompañó de su guitarra eléctrica, su canutillo para hacer bottleneck, y solo en unos pocos temas cogió una acústica.
Utilizó con destreza una harmónica que acentuó aún más ese sonido sureño tan particular de este oriundo de Michigan afincado en New Orleans.



La sala tuvo una buena entrada y el público demostró ser muy fan, coreando los temas, dando palmas cuando fue necesario y mostrando un respeto total con el artista. Nos comentó que al tocar en solitario tenía mucha más libertad para escoger los temas, así mezcló alguna de sus mejores canciones con versiones que llevó totalmente a su terreno. You & me, Graveyard blues, Going to New Orleans, Crazy blues, Honeycomb blues, una sorprendente Winds of Aragón, la emotiva Lissa's song dedicada a Lissa Driscoll, o un perfecto final de fiesta con la reivindicativa Break down the walls, que le sirvió para criticar al fascista de Donald Trump.

Gran concierto de un tipo muy especial al que deseamos volver a ver pronto.

Mr. Sheep

Más info en la web del músico
Más info en el Facebook del músico 


miércoles, 25 de septiembre de 2019

GARRETT T. CAPPS & NASA COUNTRY. ROCKSOUND. 21/09/19

Sigue el Rootsound Fest a todo trapo, y después del concierto de Country más tradicional ofrecido 48 horas antes por Pat Reedy, ahora le llegaba el turno a todo un renovador del género llamado Garrett T. Capps. Junto a sus Nasa Country forma un combo realmente curioso, seis músicos sobre el escenario con algún instrumento no muy habitual, como un extraño sintetizador. Eso por no hablar de su imagen con esas gafas imposibles, claro. Así que, después de presenciar esa misma tarde a Courtney Marie Andrews y su extraordinaria voz en las fiestas de la Mercè, tocaba dirigirse una vez más a nuestra querida sala del Poblenou.
Para abrir boca, el sueco Claes Anderson, afincado en Barcelona y acompañado de otro guitarista y un bajista nos trajo sus sonidos escasamente europeos y más propios de la América profunda. Interesante.
Más tarde, los Nasa Country preparaban el terreno para la llegada de su jefe con una introducción psicodélica, y a partir de ahí empezó la fiesta. Temas que se convierten en adictivos, como All right all night, que titula su tercer y último trabajo. O como Here right now o ese gran Born in San Antone. Además, de regalo dos golosinas, con dos versiones de aquel fantástico compositor llamado Doug Sahm, autor de las dos gemas que sonaron en Rocksound: Goodbye San Francisco Hello Amsterdam y un She's about a mover que supo a gloria. Para finalizar la noche, otra vez la banda en solitario en lo que fue una atmosférica continuación del inicio, y que debo reconocer que se hizo demasiado larga y pesada.
Un músico a seguir, joven y con ganas de hacer cosas diferentes. Country, Psicodelia, potentes ramalazos rockeros...Grande Garrett T. Capps.

Mr. Wolf






Más info en la web del músico
Más info en el Facebook del músico

lunes, 16 de septiembre de 2019

CHARLEY CROCKETT. ROCKSOUND. 14/09/19

Al día siguiente de la primera entrega del Rootsound Fest ya se nos vino encima la segunda cita, en la que a la postre sería una fantástica noche para todos los que somos amantes de la música americana de raíces, gracias al mayúsculo concierto ofrecido por el señor Charley Crockett junto a su más que solvente banda.
Antes de empezar, sorteo de dos generosos lotes de discos por parte de los responsables de la promotora Acaraperro. Los afortunados saldrían de entre todos los compradores del abono del festival, con un servidor espèranzado con ser uno de los que se llevaran una de esas golosinas para casa. Y como suele ocurrir habitualmente... me tocó aplaudir a los ganadores. ¡Y eso que uno de ellos no se encontraba en Rocksound! En fin, enhorabuena para ambos.
Proveniente de Texas, y descendiente de Davey Crockett (¿verdad o leyenda?), Charley es todo un personaje de vida curiosa, habiendo sido músico callejero, tanto en su país como en Europa. Ahora parece que el éxito empieza a sonreírle y ya cuenta con un puñado de trabajos discográficos, con el nuevo The valley a la cabeza, además de seguir siendo un habitual de la carretera.
El concierto tuvo dos partes bien diferenciadas. La primera enfocada al Country, con toques fronterizos, culminada con todos los músicos tocando y cantando juntos alrededor de un micrófono. Esta parte fue una verdadera delicia, en la que destacaron temas como River of sorrow, Borrowed time o las relecturas del The race is on , de George Jones, y sobre todo, del That's how I got to Memphis, de Tom T. Hall, de lo mejor de la noche en mi opinión.
Para la segunda mitad, guitarra y bajo eléctricos en ristre, la banda se dedicó a tocar Rock'n'Roll con mil influencias. Y ahí sonaron Travelin' Blues, Ain't got to worry child o In the night, en un set que no dejó a nadie indiferente. Triunfo absoluto de Charley y su banda, dejando feliz a la audiencia, en la que había algún paisano de Texas y algún que otro sombrero tejano, que seguramente le alegró la noche a los que se encontraban detrás.
Y bien, no me tocó ningún lote de discos, pero qué queréis que os diga, salí de Rocksound con una sonrisa de oreja a oreja. De momento, el precio del abono se está amortizando.

Mr. Wolf



Más info en la web del músico
Más info en el Facebook del músico 


domingo, 15 de septiembre de 2019

MATT WOODS AND THE NATURAL DISASTERS. ROCKSOUND. 13/09/19

Gran iniciativa la de la sala Rocksound y la promotora Acaraperro con su Rootsound Fest. Se trata de una serie de ocho conciertos durante dos meses, más otro añadido ya para el próximo año, con un abono de lo más asequible. Todo van a ser noches de música de raíces americana, y la primera de ellas, con la nueva visita de Matt Woods & The Natural Disasters, un digno representante de ese estilo.
Aún no ha pasado un año y medio de su anterior concierto en la misma sala, y ahora viene con su nuevo disco, Natural disasters, calentito bajo el brazo. Música hecha con el corazón y tocada en directo con el alma puesta en cada nota. Eso sí, si la otra vez me dejó noqueado con una actuación sobresaliente, en esta ocasión no llegó a tanto y se quedó en notable, que ya es mucho, claro. Quizá me sobraron sus charlas entre temas y me faltaron canciones de su disco The Manifesto, como Johnny Ray Dupree, absolutamente maravillosa y que creí que volvería a sonar esta vez. De todas maneras fue un espléndido concierto, con grandes canciones y una gran banda, con un líder de aspecto rudo pero que al mismo tiempo se muestra siempre muy simpático.
Temas de calidad no le faltan a Matt y no le faltaron a la noche, iniciando con Blue-eyed wanderer, a la que siguieron otros como The dream, Jailbird song, With love from brushy mountain, un fantástico Sunshine coreado por toda la sala o ese Name to drop que tanto me gusta. Y el final, como también hiciera la otra vez, dejando que los músicos se marcharan poco a poco para acabar Matt cantando a capella y con la guitarra desenchufada. Uno de esos bonitos momentos del Rock'n'Roll.
Me gusta mucho la música de este hombre, y pese a alguna objeción comentada, fue un buen concierto. De hecho, la próxima vez repetiré.

Mr. Wolf



Más info en la web del músico
Más info en el Facebook del músico

martes, 13 de agosto de 2019

ROSE TATTOO. SALAMANDRA. 09/08/19

Banda australiana, siempre un poco a la sombra de AC/DC, y que habría merecido un poco más de suerte y reconocimiento. ¿Hablo de...? Los enormes Rose Tattoo, por supuesto.
Es cierto, pienso que este grupo podría haber llegado más lejos. Su discografía es absolutamente impecable, con un póker inicial de discos plagados de canciones irresisitibles. Quizá no les favoreciera su imagen, en una época (finales de los 70) en la que ya iban megatatuados cuando nadie se tatuaba. Hoy en día, cuarenta años después, y con muchos músicos habiendo pasado por sus filas (varios de ellos fallecidos, como la mítica dupla guitarrística original, Peter Wells y Mick Cocks), es el cantante Angry Anderson el que sigue llevando el timón de la nave, siendo históricamente el miembro más reconocido del grupo. Desde hace muchos años, Angry es Rose Tattoo.
Los encargados de abrir la noche fueron The Wild!, una banda canadiense a la que yo desconocía. Desde el primer acorde montaron una auténtica juerga con su Hard Rock potente y festivo que nos gustó a la mayoría, aunque por lo que vi ya tenían unos cuantos seguidores entre el público. Interesantes y divertidos.
Puntualmente, Rose Tattoo aparecían sobre el escenario de Salamandra atacando con Bad boy for love, una de las joyas de su histórico y homónimo primer trabajo. Y a partir de ahí, una buena colección de clásicos, como Scarred for life, One of the boys, Assault & battery, Rock'n'Roll outlaw, We can't be beaten o el himno total Nice boys (don't play Rock'n'Roll) que volvió literalmente loco a gran parte del público, provocando unos pogos que daban miedo. Y con el añadido de los teloneros The Wild! en escena.
La banda sonó perfecta en todo momento, aunque es evidente que Angry Anderson físicamente ya no está como antes, por sus más de 70 años y por todo lo que habrá pasado en su vida, con recientes desgracias familiares incluidas, pero qué queréis que os diga, poder ver a estas alturas a una de mis bandas favoritas es un auténtico lujazo. Y sí, el concierto de 2007 en Razzmatazz 2 en mi opinión fue superior a éste, pero cuando salí nuevamente a la calle en una más que bochornosa noche lo hice absolutamente feliz. Valió la pena. ¿Alguien lo dudaba?

Mr. Wolf

Más info en la web del grupo
Más info en el Facebook del grupo
Escucha aquí el set list



sábado, 29 de junio de 2019

LIBROS: TOM WAITS, EL AULLIDO DE LA NOCHE




El aficionado a la música que gusta de profundizar en los referentes, en las influencias, en las vivencias, y hasta en las manías de sus artistas favoritos; siempre había vivido un tanto angustiado ante la figura de Tom Waits. A lo largo de los años un aura de misterio y confusión ha rodeado al personaje. La falta de datos y créditos por su parte, además de la infinidad de noticias falsas, las exageraciones y un deseo de, al mismo tiempo proteger a la persona del personaje, además de dotar de un aire romántico y misterioso al personaje Tom Waits; han hecho que no abunden las obras que traten en profundidad su arte y su vida. El nuevo libro de Isabel y Miguel López intenta poner remedio a ésta angustia vital del melómano fan de Tom Waits.

Tom Waits, el aullido de la noche, viene publicado por la editorial La linterna sorda, con un excelente prólogo a cargo del gran Jesús Ordovás. En sus 240 páginas se acomete la imposible tarea de poner orden a los datos biográficos y a comentar cada disco, colaboración con otros artistas, o incluso sus incursiones teatrales y cinematográficas. Es sorprendente que los autores salgan vencedores de esta lucha titánica contra la desinformación promovida por el propio Waits. Mención aparte para las traducciones de algunas de las letras más complejas del autor, que nos ayudan mucho a comprender un poco más al personaje.

Tras casi medio siglo de canciones plagadas de trenes, vagabundos, prostitutas, alcohólicos, y fracasados. Los autores nos hacen comprender mejor al autor, y a las temáticas que aborda en su compleja obra. Si eres fan de Tom Waits este será tu libro favorito del año. Acompañar su lectura con la música del genio en el orden en el que va apareciendo produce una sensación de placer sensorial maravillosa, y sobretodo contribuye a entender un poco más a ese enigma llamado Tom Waits.

Sólo he tenido la oportunidad de ver en directo una vez a Tom Waits, fue el 15 de Julio de 2008, el que tenga curiosidad puede encontrar la crónica en este blog. Fue casi un milagro poder acudir a aquel concierto y sin duda fue uno de los conciertos de mi vida. El precioso libro de Miguel e Isabel López es casi un milagro también, hay que tener mucho valor para encarar una obra de esta complejidad y salir airosos.

Libro imprescindible que queda estupendamente en la estantería junto a otros libros suyos anteriores como Viaje a Caledonia, sobre la vida y obra de Van Morrison; Los Coppola, una familia de cine e Imposible vivir así. The last Waltz, sobre The Band.




Viendo las imágenes y las crónicas sobre las presentaciones que se han venido haciendo sobre el libro, sólo nos queda esperar a que se pueda realizar alguna en Barcelona, aparte de pasar seguro un buen rato, nos brindaría la ocasión para saludar efusivamente a los autores, lo merecen, son unos héroes.

Mr. Sheep


Más info en la web de la editorial
Más info en el Facebook del libro