miércoles, 31 de mayo de 2017

THE BAND OF HEATHENS + RIDERS OF THE CANYON. ROCKSOUND. 28/05/17





Menudo fin de semana pasado, después de que Bantastic Fand triunfaran por todo lo alto en la noche del Sábado, Rocksound se preparaba el Domingo para un bonito cartel doble donde primero tocarían los Riders of the canyon y después  The Band of Heathens. Yo creo que ni el más optimista de los asistentes se esperaba el conciertazo de los tejanos. A ver,  no me entendáis mal, tienen buenos discos y grandes canciones, pero su abrasadora actuación nos dejó a todos con la boca abierta.

La noche empezó muy bien con el supergrupo formado por los artistas de la factoría Great Canyon,  Joana Serrat, Roger Usart, Victor Partido y Marta Delmont. Interpretaron temas de cada uno además de alguna versión. Era la primera vez que actuaban juntos y a pesar de algún pequeño desajuste, sus voces y guitarras combinaron perfectamente y nos dejaron con ganas de más. Siento especial debilidad por los temas del último disco de Joana Serrat, Cross the verge y me encantó escuchar alguno de ellos en vivo.

He de decir que tan sólo conocía canciones sueltas de The Band of Heathens, especialmente de su penúltimo disco, Sunday morning record, que contiene buenas canciones, pero no acaba de enganchar, quizás por su dispersión. Así que yo esperaba un buen concierto, pero nada más. Lo que ocurrió fue un derroche de entrega, calidad, simpatía, duración y canciones, que superaron la mejor de mis previsiones.

La sala Rocksound casi llenó su aforo y volvió a sonar de maravilla, así que después de la actuación de Riders of the canyon,  unos visiblemente contentos The Band of Heathens tomaron el pequeño escenario, liderados por Ed Jurdi y Gordy Quist a las guitarras y voces, con Trevor Nealon a los teclados, Richard Millsap a la batería y Scott Davis al bajo.  Aunque el concierto fue de menos a más, la verdad es que comenzaron muy bien con Sugar queen, el trallazo de Don’t call on me y la luminosidad de All i’m asking, siguieron con Carry your love, la celebrada Shotgun y Jackson station. Después en una de las muchas veces en las que Gordy Quist se dirigió al público nos explicó lo mucho que admiran a los Jayhawks y nos ofrecieron una versión escalofriante de Blue, seguida del homenaje a Gregg Allmann interpretando una gran versión de Midnight rider.

Calmaron un poco los ánimos con Texas, siguieron con el tema de Gillian Welch Look at miss Ohio. Después se pusieron romanticones con la comercial Deep is love, LA county blues, la soberbia Green grass of California y una parte final de escándalo con Last minute man, Hurricane y Trouble came early.

Cuando se retiraron al camerino sudorosos y satisfechos,  estaba claro que habían vencido y convencido, así que su vuelta a los acordes del tema de la Creedence Clearwater revival  Wrote a song for everyone fue una auténtica fiesta.

No sé si fue porque era el último concierto de su gira europea, porque habían venido sus familias a descansar unos días a Barcelona, según nos contaron, o simplemente porque los astros se alinearon esa noche. Lo cierto es que ofrecieron un show espectacular que desde ya es firme candidato a mejor concierto del año.

Si todavía no tenéis su último disco, Duende, haceos con él, no se me ocurre mejor disco para escuchar en veranito con las ventanillas del coche bajadas.


Mr. Sheep

Más info en la web del grupo
Más info en el Facebook del grupo 

martes, 30 de mayo de 2017

BANTASTIC FAND. ROCKSOUND. 27/05/17





El pasado Sábado fue una fecha grande, de las que recordaremos durante mucho tiempo. El deseo de poder ver en Barcelona a la que es en estos momentos la mejor banda de sonido americano del país, por fin se cumplió, y se disfrutaron esas enormes canciones en una sala Rocksound con sonido perfecto, calor y gran comunión del grupo con el público.

Para los que ya habíamos disfrutado de su directo no fue ninguna sorpresa ver el grado de compenetración que han conseguido, para los que sólo conocían los discos y para los curiosos que se acercaron a la sala fue toda una revelación verles en acción.

La coincidencia con la final de copa que se disputó ése día produjo una cierta confusión con los horarios y hubo bastante gente que accedió a la sala con el show en marcha. No estaría de más una adecuada información para evitar estas cosas en el futuro. Lo primero está claro, Rock.

El concierto fue alternando los temas de sus dos discos, Strong enough to refuse y Welcome to desert town con grandes versiones. Así convivieron en el escenario sus joyas como Calling, Find the door, Anymore, Can’t you see?, When she came to the city, Down the river Desert  town con sus revisions del maestro Dylan, Love sick y Most likely you go your way and I’ll go mine. También se acordaron del sonido Crosby, Stills, Nash and Young. Tocaron Love the one you’re with de Stephen Stills y el Southern man de Neil Young, donde Fernando Rubio brilló con luz propia.

La banda conjuga su calidad musical con unas grandes armonías vocales en las que pasan de las voces de Nacho Para a las de Paco Del Cerro, Fernando Rubio del que tocaron su tema Please don’t spoil my day para cerrar la noche, y también Paloma Del Cerro para ofrecer un contrapunto luminoso. Sin duda esta versatilidad juega a su favor ampliando el abanico de recursos de la banda. Chencho Vilar al bajo, Iván Estefanía a la guitarra y Carlos Campoy a los teclados cumplieron perfectamente su labor de escuderos de lujo en una banda mayúscula.

Vivimos en unos tiempos confusos en el panorama musical del país, en muchas ocasiones grupos que son meras anécdotas copan hasta la saciedad los grandes festivales y se repiten más que el ajo en todos los eventos. Por eso no comprendo como una banda como Bantastic Fand no aparece no ya en los grandes festivales generalistas, sino en los supuestamente dedicados a las músicas de raíces e incluso en los grandes festivales de Blues. Se merecen mucho más simplemente por la calidad de su propuesta y sus canciones, pero es que además ellos representan mejor que nadie en nuestro país hoy en día el espíritu independiente de la música. Componen, graban, mezclan, organizan sus bolos, se relacionan personalmente con los fans o con los medios, venden directamente su producto; en fin, el auténtico do it yourself, el de verdad, y el de calidad.

Un abrazo a Nacho Para y al resto de la banda, gracias por vuestro buen rollo.
Esperando que vuelvan pronto a Barcelona.



Mr. Sheep

Más info en la web del grupo
Más info en el Facebook del grupo 



lunes, 29 de mayo de 2017

HAVALINA. SIDECAR. 27/05/17


Havalina pusieron punto final este sábado a la gira de presentación de Muerdesombra en la sala Sidecar de nuestra ciudad. O punto y aparte porque parece que seguirán rodando después de un descanso.
El disco supone un punto de inflexión especialmente con lo grabado en los últimos 4 trabajos, desde el ya lejano Imperfección (2009). Los teclados han adquirido un protagonismo hasta ahora no visto y, sin dejar su personal estilo (o estilos), la electrónica se palpa en casi todas las canciones. Personalmente no tengo nada que objetar: una de las cosas que me gustan de Havalina es que son "culos inquietos" y además, creo que el cambio enriquece sus canciones. El álbum las tiene muy buenas pero hay algo en el conjunto que me deja con la sensación de que está un pelo por debajo de los anteriores. Hasta el concierto no lo tuve claro pero una vez en la puerta de salida oí un sencillo comentario que me iluminó. "¡Qué bien suenan cuando se ponen a dar tralla!"
Efectivamente, a veces es algo tan primario como que al disco le falta ese 25 % de "stoner", ese eventual grito desgarrado o ese riff cortante que Cabezalí es capaz de bordar. En sus discos anteriores hay varios momentos así que, por contraste con otros estilos que contienen, funcionan a las mil maravillas. Insisto que me gusta el disco... pero un poco menos. Aún así ¡bienvenidos los experimentos, Havalina!
El concierto dió buena cuenta del último trabajo en una sala Sidecar casi llena a pesar de coincidir con el partido de copa del Rey (¿nadie les avisó?). ¡Cuánto me gustaría verlos en otra sala!. Sidecar tiene ese halo de underground que tanto parece molar pero, sinceramente, no me acabo de sentir cómodo para ver un concierto. Esa forma de tubo y esos techos bajos (¡Ay la cabeza de Cabezalí!) hace que sean más bien los que estan delante los que disfruten plenamente. Un fuerte mal olor a cloaca desde mitad de concierto en adelante tampoco ayudó demasiado. Aún así de agradecer que apuesten por grupos como Havalina.


El setlist comenzó, tras una introducción de agradecimiento grabada, con los dos singles, Abismoide y Más Velocidad. En ellos ya pudimos observar el buen hacer del técnico de sonido y lo bien engrasados que están los 3 componentes del grupo, además de unos primeros bailes. Tras la posiblemente menos lograda canción del disco, Órbitas, empezaron a echar mano de trabajos anteriores. Punto de reconciliación y el primer punto álgido de la noche con la tríada Objetos Personales, Un Reloj de Pulsera con una Esfera Rota y la tremenda Dónde. Más canciones del último disco donde destacaría la oscura y electrónica Lazos Rotos y las 2 partes de Alta Tormenta (sin duda lo mejor de Muerdesombra) nos llevaron a la emocionante parte final con el cénit de Incursiones, ese magnífico trallazo con ecos de Pj Harvey. La bonita Trópico Fantasma puso punto final antes de unos bises donde todos esperabamos Norte y sobretodo Desierto, su mejor canción. Aunque sí sonó, y muy bien, la primera, fué El Estruendo la encargada de poner el broche. ¡Tampoco es mala canción para finalizar!.
Como conclusión, un buen concierto que merecía un sitio mejor. Espero verlos muchos años...en otras salas.

Mr.Bull

Más info en la web del grupo
Más info en el Facebook del grupo
Escucha aquí el setlist





domingo, 14 de mayo de 2017

CRACKER. APOLO 2. 11/05/17

Muy lejano queda ya en el tiempo aquel día en el que un fantástico disco llamado Kerosene hat llegó a las manos de la gente que hacemos este blog. Un disco que a todos nos maravilló y con el que descubrimos a una de las mejores bandas de Rock americano aparecidas en las últimas décadas. Tantos años después, y gracias a una discografía prácticamente perfecta, hoy podemos decir que Cracker es uno de nuestros grupos de cabecera. Y que así siga siendo.
David Lowery, Johnny Hickman y el resto de su banda aparecieron sobre el escenario de Apolo 2 dando inicio a la noche de manera sobria y tranquila con Dr. Bernice. El repertorio de esta gente, pues para caerse de espaldas: The golden age, Teen angst (what the world needs now), Low, Sweet thistle pie, Sweet potato, o la que probablemente sea mi favorita de ellos, Euro-trash girl. Ante este arsenal de música con mayúsculas, no sé qué más se puede decir. ¿Faltaron temas por tocar? Por supuesto, pero un grupo así tiene repertorio para variar el setlist cada noche y siempre será una gozada. Quizá podían haber alargado un poco el concierto, aunque parece ser que Lowery tuvo algún problema con las guitarras acústicas y sus cuerdas rotas, y eso les hizo saltarse alguna canción que tenían prevista. Por cierto, si ese era el problema...¿no tenían cuerdas de recambio? Extraño.
De todas maneras, un lujo ver a esta banda convertida en habitual de nuestros escenarios. Sólo por la clase y el carisma que derrocha Hickman ya vale la pena pagar el precio de la entrada, y con esto no lo pongo por delante de su compañero, pero en escena es más llamativo que Lowery y su imagen de intelectual despistado. Grandes los dos.
Un concierto más de Cracker y una nueva reafirmación: sin duda, uno de nuestros grupos de cabecera.

Mr. Wolf


Más info en la web del grupo
Más info en el Facebook del grupo

domingo, 7 de mayo de 2017

HONEYMOON DISEASE. ROCKSOUND. 04/05/17

Una nueva banda procedente de la fría Suecia nos hacía una visita... Y menuda visita. Honeymoon Disease, formados por dos mujeres a las guitarras y voces, y dos hombres a la sección rítmica (todos apellidados Disease) tomaron Barcelona para presentar su The transcendence y algún avance del que será su segundo trabajo. El disco es una auténtica delicia, con un sonido que recuerda a Kiss, y a Hellacopters, y a Thin Lizzy, y a AC/DC, y a Ramones incluso. ¡Y cómo nos gusta! Probablemente todos los que estábamos allí amamos a esos grupos, así que no quedaba más que disfrutar de la noche.
Lástima del retraso injustificable e injustificado para abrir la sala. Amo Rocksound, pero creo que los responsables deberían hacerse mirar un poco este tema, que no es la primera vez que ocurre. En fin, hablemos de lo que nos gusta, como de ese inicio a piñón con Fast love y Bellevue Groove, primeros trallazos de la noche, con Jenna tomando el escenario a la voz principal y doblando guitarras junto a la espectacular Acid, que fue la encargada de la mayoría de solos con su Flying V (hoy en día se hace extraño ver esta guitarra, parece que únicamente la use Michael Schenker). Temas nuevos, como su reciente sencillo, Electric eel, y más descargas en nuestra cara, como ese fantástico Higher, o el que parece haberse convertido ya en su himno por antonomasia, Gotta move. Además, una caótica versión de la canción Motörhead, cantada, o más bien berreada, por el altísimo bajista Cedric, que junto al batería Jimi forma una base rítmica de lo más contundente. En esta canción también el público cobró protagonismo, con el micrófono pasando de mano en mano y de garganta en garganta, en un momento sin duda rockero y divertido.
Actitud, entrega, simpatía...Es sólo Rock'n'Roll, pero nos gusta.

Mr. Wolf


Más info en la web del grupo
Más info en el Facebook del grupo