lunes, 27 de noviembre de 2017

MORGAN. CENTRE ARTESÀ TRADICIONÀRIUS. 25/11/17



Nueva visita a Barcelona de Morgan cerrando la gira de presentación de North,  único y espléndido disco hasta la fecha de la banda madrileña. Tras su paso por el teatre Grec este mismo verano, no esperábamos volver a verlos tan pronto. ¿Agradecimiento, tal como no se cansó de repetir la cantante Nina?¿O tal vez estirar la gira aprovechando que el boca a boca de su enorme calidad ha corrido como la pólvora? En cualquier caso, estamos encantados con la visita.
Para no repetir nuestra anterior crónica, deciros que casi calcaron el repertorio: no olvidemos que sólo tienen un largo en el mercado, que amplían en el escenario con algun tema desechado, algún solo del excelente guitarrista Paco López (¿una variación del de November Rain de Guns'n'Roses?) y muchos simpáticos comentarios de Nina entre canción y canción.
Esta vez no vinieron acompañados de sección de viento, pero la mezcla de rock, soul e incluso funk sonó igualmente bien en el repleto (sold out) Centre Artesà Tradicionàrius. Excelente acústica, por cierto. Y público entregado de antemano y con las canciones bien aprendidas, especialmente las cantadas en castellano.
Puestos a mejorar, quizás la disposición que tienen en el escenario, con todos en semicírculo y muy estáticos no parece la más adecuada. Cierto que transmite eso de que cualquier-miembro-de-la-banda-es-importante. Pero...no nos engañemos: aunque todos lo hacen verdaderamente bien, es Nina la que hipnotiza con su voz. A la que coja el centro y ejerza de front-woman hará lo que quiera con el público. Algo así como una Imelda May nacional en potencia.
Da gusto pensar que algo se mueve en el envejecido mundillo del rock en nuestro país y que jóvenes como Morgan o Joana Serrat parecen asegurarnos buenos momentos futuros al respecto.
Por último destacar a los teloneros Chivo Chivato, quien con solo guitarra y contrabajo, una voz parecida a la de Rosendo y unas letras punzantes, derrocharon buen hacer. Desplegaron actitud, buen humor y un puñado de agradables canciones que nos hicieron disfrutar como antesala al excelente concierto de Morgan.
Y ahora, a esperar el segundo disco de la banda y que se confirmen las altas expectativas.


Mr. Bull

Más info en la web del grupo


viernes, 24 de noviembre de 2017

SALTO. SIDECAR. 23/11/17



El concierto de Salto en la sala Sidecar llevaba marcado en rojo en mi calendario musical desde que lo vi anunciado. Le tenía muchas ganas después de no haber podido verle el año pasado, ya que desde que escuché su primer disco me tiene encandilado. 

Su soberbio disco de debut ha estado presente en mi menú musical desde que cayó en mis manos, y su sorprendente segundo disco sigue el mismo camino. En Far from the echoes continua con esa querencia por las melodías y las harmonías vocales que tan bien exploró en su disco del gallo, pero aquí va un paso más allá y se mete en terrenos psicodélicos para juguetear con lo progresivo y llevar las guitarras a echar fuego. Es un disco que necesita que le prestes atención y que gana mucho con cada nueva escucha. Todo un acierto.

La pobre entrada a la hora del concierto me hizo temer por su celebración, pero la verdad es que para cuando salieron a escena la sala presentaba una media entrada repleta de fanáticos de su música. Por supuesto merece mucho más, pero esperemos que poco a poco el boca a oreja y una mayor presencia en medios especializados le haga ampliar su base de seguidores.

6 músicos en el minúsculo escenario del Sidecar tienen que hacer verdaderos esfuerzos para no estorbarse, y eso hizo que al principio a Germán se le viera un poco tenso, pero poco a poco y con ayuda de algún que otro Johnny Walker se fue soltando para acabar visiblemente satisfecho.

Le acompañaban Juan Utah al bajo, Gaby Planas a la batería, Willy Planas al teclado y Pere Mallén y Manu a las guitarras. Germán sólo soltó la acústica ocasionalmente, como en la incendiaria versión del Down by the river de Neil Young.

El repertorio repasó los temas  de sus dos discos con maravillas como Girl, Til’ the morning, Ernie the falconer, Everything, Home again, Her man, Moving, It’s all about you, Haters, con momentos más calmados como Mary o la preciosa Hopefully e incluso cayó algún chiste, aunque en esa faceta hay que mejorar un poco.

Conseguir un sonido propio a partir de mimbres tan dispares como The Jayhawks, Neil Young, Big Star, Brian Wilson, The Doors, la psicodelia californiana y esas maravillosas guitarras dobladas a lo Allman brothers no es sencillo, Germán Salto lo consigue con una naturalidad sorprendente. Ya estamos deseando verle de nuevo.

Sólo un “pero”, verle con Nina de Juan, de los Morgan. Aunque mañana podremos verla a ella junto a su banda en el Centre artesà Tradicionàrius.


Mr. Sheep


Me he tomado la libertad de tomar prestado este video de los geniales TwoBaskos, y así les apremio para que se den prisa en acabar la película sobre El último vals de Frías.

Más info en el Facebook del músico
Más info en el Instagram del músico


domingo, 19 de noviembre de 2017

WEYES BLOOD + FATHER JOHN MISTY. RAZZMATAZZ. 18/11/17

Sábado 18. Un triste día en el que nos tocaba despedir a otro de nuestros héroes, en este caso Malcolm Young. Ya sabemos que es algo inevitable, pero la sangría resulta dolorosa. Y lo que queda por venir en los próximos años da miedo. En fin, hasta siempre y muchas, muchas gracias por todo, Malcolm.

La vida sigue, y horas más tarde nos plantábamos en la sala grande de Razzmatazz para ver a alguien radicalmente distinto a AC/DC. Father John Misty, o lo que es lo mismo, Joshua Tillman, ex batería de Fleet Foxes con una interesante carrera, musicalmente bastante inclasificable, en mi opinión.
Para abrir la noche, la joven Natalie Mering, conocida como Weyes Blood, que preparó el ambiente con su Pop etéreo y envolvente, y que creo recordar que este año formó parte del cartel del Primavera Sound. No suena mal, tiene buenas canciones, como Seven words o Generation why, pero a mí personalmente me deja un poco frío. No acaba de ser lo mío.
Con la bella Pure comedy dio inicio al concierto Josh Tillman, rodeado de una numerosa y solvente banda. Sonido nítido y bonita puesta en escena, con proyecciones y un juego de luces espectacular, además de un Tillman teatral, de gran voz y casi siempre con la guitarra acústica en sus manos. Debo decir que en ocasiones me recuerda a Rufus Wainwright, aunque no sé si es únicamente una percepción mía. Más temas: Ballad of the dying man, el coreado When you're smiling and astride me, The night Josh Tillman came to our apt., en el que vimos el divertido vídeo en el que él liga...¡con él mismo! Ya en la recta final, Bored in the USA, el rockero I'm writing a novel o el mesiánico I love you, honeybear, con el que llevó al éxtasis a una entregada audiencia para que reclamara el bis con pasión. Bis formado por Real love baby, Holy shit y The ideal husband, tras el que se marchó llevando consigo un muñeco de Father John Misty que le entrregaron desde las primeras filas (???) Y sí, también sonó True affection, tema Dance que no soporto y que considero que sobra totalmente, tanto en disco como en directo.
Aproximadamente hora y media notable con un músico que parece que cada vez se está haciendo más grande. Veremos a ver hasta donde llega.

Mr. Wolf

Más info en la web y el Facebook de Weyes Blood
Más info en la web y el Facebook de Father John Misty
Escucha aquí el setlist

domingo, 12 de noviembre de 2017

LEPROUS + AGENT FRESCO + ALITHIA + ASTROSAUR. BIKINI. 10/11/17




Minifestival en la noche barcelonesa a cargo de 4 bandas de unidas por lo que se ha dado en llamar New Prog o Prog Rock. Para los que no os suene, decir que bajo esta denominación podemos encontrar sonidos del Rock Progresivo tradicional (Yes, Rush, Marillion...) , mezclados con cosas tan diversas como el Free Jazz, la música experimental o incluso el Hardcore. Un batiburillo a veces indigesto, pero que me resulta estimulante por la intención de explorar nuevas propuestas no trilladas. Y ya os avanzo que algo de todo esto encontramos en las bandas que un Bikini lleno ofreció este viernes.

Abrieron los noruegos Astrosaur presentando su debut Fade in //Space out, un àlbum de corte instrumental con largos desarrollos con la guitarra en el centro. Posiblemente el grupo que más se acerca al Rock Progresivo tradicional que aquí cultivan grupos como Toundra. A pesar de algunos tramos agradables, personalmente este tipo de propuestas me cansan y, en todo caso, me parecen más disfrutables tumbado con los ojos cerrados que en un escenario.  La ausencia de voces y sobretodo de estribillos claros hacen que me resulte difícil seguirlos. Aún así, mis respetos.

Para continuar los australianos Alithia defendieron su música "astral space rock" y su último largo llamado To The Edge of Time que anuncian con un pomposo "Prepare for a journey into the exploration of the unlimited possibilities of the mind..." Como podeis suponer aquí entramos en la variante más indigesta y extraña de la noche. También como los anteriores canciones de más de 8 minutos, pero con melodías complicadas y picos emotivos demasiado alargados. A mi me sonaron a invocaciones sacadas de un éxtasis religioso alrededor de un fuego sagrado. O algo así. A pesar de su encomiable desempeño, siento decir que no entendí nada.

Es de agradecer que las esperas entre grupos no se hicieron muy pesadas gracias a la diligencia de los roadies, rápidos en los cambios de escenarios. Hay que tener en cuenta que un viernes laboral las fuerzas andan justas y después de las 2 "difíciles"bandas vistas, el desánimo estaba cundiendo en mi. Por suerte la siguiente banda, Agent Fresco, subió notablemente el listón. Con 3 discos a cuestas y ya un cierto nombre en el panorama del Math Rock (otra variante del Rock Progresivo cuya característica principal es la distorsión de ritmos y estructuras), los islandeses demostraron tablas y buen hacer con los instrumentos. Parte del muy numeroso público ya conocía su repertorio así que desde el principio hubo bastante comunión con el respetable. Apoyados en el virtuoso cantante Arnór Dan Arnarson, capaz de llegar a unos agudos impensables, sonaron fenomenal, especialmente sus singles "Eyes of Cloud Catcher", "Howls" y la grandísima"See Hell". En el debe, contabilizar una iluminación poco acertada, siempre trasera y demasiado oscura que no permitía observar adecuadamente las evoluciones de los integrantes del grupo excepto las del batería de impronunciable nombre Hrafnkell Örn Guðjónsson con sus melenazas al viento. Y bueno...un buen frontman siempre se las apaña para superar estos inconvenientes: había que ver al cantante cuando abordó The Autum Red, con la que cierran los conciertos, cruzando la platea hasta encaramarse a la mesa de sonido mientras sus compañeros atacaban sin piedad el enorme final de la canción. Grandes y a la espera de más material suyo.

Y por fin llegamos a los cabezas de cartel de la noche, precedidos por una larga e interesante introducción a cargo del violonchelista Raphael Weinroth-Browne que más tarde intervendría en algunas canciones. Unos Leprous ya consolidados tras sus 4 primeros álbumes, muy bien recibidos por la crítica especializada. En su ¡cuarta visita! a la ciudad este año, vienen a presentar no obstante el novisimo Malina. He de confesar que me presento al concierto sin los deberes hechos, habiendo escuchado únicamente sus singles From the Flame y Illuninate. Parece ser que en la concentradísima gira que estan realizando (mes y medio a concierto por día, por toda Europa, sin descanso) no repiten repertorio, lo cual por una parte es de agradecer pero por otra me asegura que se dejaran canciones de mis preferidas. Y efectivamente se confirma cuando no tocan mis queridas  Red, Moon, Rewind, Forced Entry, Restless, Billateral, Foe, Contaminate me... Una pena. Y reconozco el gancho de los 2 singles antes comentados pero el resto de nuevo material no me acaba de convencer. Por suerte suenan The Flood o Third Law, algo es algo, en un decepcionante concierto en líneas generales. Como digo principalmente por el repertorio escogido, pero hay más: el tema de la iluminación se repite y agrava con Leprous. El sonido no es demasiado espectacular comparado con el de sus discos, siendo especialmente poco definido el bajo. No hay bises (aunque tampoco el público se lo gana). La actitud...sin ser mala, no los veo salir a matar, algo normal si se atiende a su calendario o a las veces que han venido este año por aquí. Y por último, pero no menos importante, ¿qué pasa con el batería Baard Kolstad? He de decir que uno de los principales reclamos para mi era ver en directo a este "pulpo humano" y que hay composiciones que parecen diseñadas para su lucimiento. Pues bien: apartado a una esquina del escenario, casi tapado por las pantallas y especialmente mal iluminado...¿se ha peleado con el resto de la banda?
No quiero sonar exagerado, el concierto fué correcto pero yo tenía unas expectativas ciertamente altas por lo oído en estudio.  Esperemos que en futuras ocasiones las sensaciones sean otras.

En resumen una noche dispar, donde me quedo con Agent Fresco deseando poder verlos solos algún día.

Mr.Bull

Más info en la web de Leprous
Más info en la web de Agent Fresco
Más info en la web de Alithia
Más info en la web de Astrosaur