viernes, 2 de mayo de 2014

PERE GENÉ. LUZ DE GAS. 01/05/14



La presentación en Barcelona del nuevo trabajo discográfico de todo un pionero del Rock en España es todo un acontecimiento histórico que supone el regreso de un músico que al frente de Lone Star marcó a las futuras generaciones de músicos de Rock. Además Pere Gené vuelve a los escenarios no como una vieja gloria anclada en el pasado, sino con nuevos temas como vertebradores de su directo, además de con una banda compacta y fresca. En cuanto a Pere Gené, se le ve disfrutando en el escenario y con unas canciones más combativas que nunca; porque en sus nuevas letras hay un posicionamiento político claro a favor del proceso independentista en Catalunya además de estar cargadas de una fuerte crítica social hacia los poderosos y hacia el progresivo aislamiento en el que se encuentran los individuos dentro de la sociedad actual.

La sala Luz de gas registró un buen aforo a pesar del horario temprano, el concierto comenzó a las 19:40; el sonido fue muy bueno y a la banda quizás le faltó un poco más de conjunción, aunque individualmente estuvieron soberbios; musicalmente comandan la nave todo un histórico a los teclados como Kitflus y una bestia rockera a las seis cuerdas, David Palau; la sección rítmica formada por Joan Barbé a la batería y Jordi Vericat al bajo funcionó muy conjuntada y los adornos de viento a cargo del holandés Menno Mariën estuvieron francamente bien.

El repertorio estuvo basado en el nuevo disco, Boomerang, que interpretaron íntegramente, además de alguna de sus históricas versiones de la época de Lone Star y de sus clásicos. Abrieron con La fórmula de la felicidad, seguida de Libre y El impasible, y el primer gran momento se produjo con un temazo como Walt Disney nos mintió; Corazón de hielo. Eres la luz y Androide dieron paso a un momento más tranquilo con Bona sort, un tema rockero que suena a clásico fue otro de los grandes momentos de la noche, Sobreviviré; volvió la calma con Cada dia que passa y La mansarde de Montmartre en el que le acompañó una bailarina. La dura Sueño y pesadilla fue el preludio al momento reivindicativo sobre el proceso soberanista en Catalunya que es el tema Serem un nou país en el que se acompañó de un coro de góspel y de la cantante Virginia Martínez, los aires góspel prosiguieron con la versión del River Deep mountain high, Río sin fin. Otro de los grandes momentos de la noche fue el dueto con Santiago Auserón para interpretar, un poco atropelladamente, Mi calle; la recta final del concierto fue arrolladora enlazando Viejo lobo con un medley rockero con temas como la versión de los Animals Don’t let me be misunderstood, Comprensión, y para cerrar la fiesta un tema que debería ser de escucha obligada para todo aquel que quiera dedicarse al Rock, Adelante.

Un broche de oro para un concierto muy especial, esperemos que Pere Gené siga ofreciéndonos buena música en el futuro.


Mr. Sheep

Más info en el blog del músico



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muuuchas grácias Mr. Sheep... Aquí bala perdida Stone.

MUNDOCD. dijo...

FUE ESPECTACULAR ¡¡¡