miércoles, 9 de febrero de 2011

NASHVILLE PUSSY. MEPHISTO. 07/02/11

Una vez más, el huracán Nashville Pussy pasó por Barcelona. En esta ocasión, por Mephisto, la misma sala que les acogiera en su ya lejana primera visita, en 1998. Ahora, con la más que consolidada formación actual; con los habituales Ruyter Suys, Blaine Cartwright (al que viéramos meses atrás con Nine Pound Hammer), Jeremy Thompson, y Karen Cuda, la bajista más duradera que ha tenido la banda.
Para preparar el terreno tuvimos primero la actuación del grupo local Mescaleros, de potente directo y poderosa imagen; y que tuvieron el detalle de dedicar un tema a la memoria del inolvidable Gary Moore. Bien por ellos.
Con los de Atlanta no hubo sorpresas. Conocemos de sobras su música y su actitud escénica, con la incendiaria Ruyter al frente. Desde la inicial Say something nasty ya nos dejaron claro que la noche sería una fiesta en la que repasaron su discografía ante una entregada audiencia. Speed machine, Hate and whisky, I'm so high, la festiva Why why why, Go motherfucker go o Snake eyes fueron algunas de las canciones que pudimos disfrutar. Además de esas versiones que ya han hecho suyas, como son Nutbush city limits y Rock'N'Roll outlaw.
Por supuesto, Blaine lució con orgullo su camiseta de Judas Priest (una vez más), Jeremy y Karen se mostraron como una engrasada sección rítmica, y Ruyter..........¿qué decir de Ruyter? No importa las veces que haya visto en directo a los Pussy, que siempre me impresiona esta heredera de Angus Young. Es un espectáculo ver como toca y como disfruta haciéndolo. Y encima, al acabar el concierto, se mostró simpatiquísima firmando autógrafos y haciéndose fotos con la gente. Un verdadero encanto.

Mr. Wolf

Más info en la web del grupo

1 comentario:

Alf dijo...

Offtopic:

Hablando de Gary Moore, alguien sabe por qué ha muerto? Es su famosa guitarra maldita la que ha cerrado el círculo? No olvidemos que es la misma Les Paul '59 (el Santo Grial de las guitarras) que se rumorea que tuvo algo que ver en la locura sobrevenida de Peter Green (ehem, además del LSD, claro...)

Gary la vendió en 2006 porque decía que le había dado muy mala suerta, tanta como para afectar a su carrera.

Se ha vengado la guitarra por la venta?

Que le pasará a su actual dueño?

Permanezcan atentos a sus pantallas...