martes, 5 de julio de 2011

JOHN MELLENCAMP. HAMMERSMITH APOLLO. LONDRES 02/07/11






En el año 1987 se publicaron una serie de discos históricos para el Rock, pero con la perspectiva que dan los años hubo uno de ellos que me marcó por encima del resto, el disco era The lonesome jubilee y el autor John Cougar Mellencamp; en este disco se respiraba naturalidad y su acercamiento al Folk, el Country y el Blues sin perder su esencia rockera lo convirtieron en un clásico. Yo tenía 17 años cuando lo descubrí y, aunque ya conocía algunas canciones de su autor, tanto de cuando se hacía llamar Johnny Cougar como John Cougar; fue con este disco cuando me di cuenta de que sus canciones siempre serían algo especial para mí; escarbando en su pasado fui haciéndome con una discografía que había ido creciendo en calidad y en una sonoridad propia que le alejaba de los grandes cantantes norteamericanos del momento como Bruce Springsteen, Bob Seger o Tom Petty, de la inocencia Pop de discos como The kid inside o Nothin’ matters and what if it did había pasado por una efervescencia rockera que había sacado a la luz un gran trabajo como letrista en joyas como American fool, Uh-huh o Scarecrow. A partir de The lonesome jubilee seguí con interés su carrera siempre con la esperanza de poder disfrutar alguna vez de un concierto suyo; sus grandes discos (Big daddy, Whenever we wanted,Human wheels, Mr. Happy go lucky o Dance naked) dieron paso a un periodo convulso en su vida en el que pasó por serios problemas de salud y por algún disco bastante mediocre (John Mellencamp o Cuttin’ heads); la recuperación que se intuía en su excelente disco de versiones Trouble no more, se confirmó en el brillante Freedom’s road y según mi parecer ha dado paso a su etapa más brillante desde finales de los ochenta con dos obras maestras del Rock contemporáneo como Life, Death, Love and Freedom y No better tan this.
Con el paso de los años he podido disfrutar en directo prácticamente de todos mis héroes musicales, pero tenía una espinita con John Mellencamp, una espina que era difícil de sacar teniendo en cuenta que nunca ha tocado en España y que llevaba 19 años sin hacer ningún tour europeo, pero cuando me enteré de que este año se embarcaba en una gira por Europa logré convencer a algún amigo tan fan de su música como yo y nos embarcamos en un bonito viaje a Londres para poder disfrutar en el marco íntimo del magnífico Hammersmith Apollo de la experiencia Mellencamp en vivo.
Tras un magnífico documental en el que se nos detalla el proceso de gestación y grabación de su último disco, No better than this, y tras una introducción inmejorable a cargo de Johnny Cash, un sonriente John Mellencamp abría el fuego con todo un clásico como Authority song al frente de una gran banda formada por Andy York y Mike Wanchic a las guitarras, Troye Kinnett a los teclados y el acordeón, la violinista Miriam Sturm, el bajista John E. Gee y el batería Dane Clark; a continuación los temas nuevos demuestran sonar tan bien en directo como los clásicos y No one cares about me, Death letters y John Cockers vuelven loca a una audiencia que se levantó de sus asientos para vivir todo el concierto de pie y bailando, a continuación Walk tall y The west end dieron paso a un tema que me puso un nudo en la garganta y me erizó la piel cómo hacía mucho que no me pasaba en un concierto, y es que Check it out es uno de mis temas favoritos de su discografía; Save some time to dream da el paso a uno de los largos y simpáticos monólogos que intercalaría entre canción y canción hablando sobre lo duros que se creen los chicos jóvenes y la mala leche que tienen los viejos o sobre las cosas que le contaba su abuela cuando era un crío, cantó un trozo de Cherry bomb a capella coreado por todo el público, Don’t need this body, Easter Eve y las preciosas Jack and Diane y Jackie Brown, la sombría Longest days y de una tacada 4 de sus mejores clásicos: Small town, Rain on the scarecrow, Paper in fire y Crumblin’ down; en este momento el teatro era una fiesta y la constatación de que el viaje a Londres había valido la pena dejó una sonrisa en mi cara que aún me dura; para el final la magnífica If i die sudden, Pink houses en una versión muy bluesera y el fin de fiesta con R.O.C.K. in the USA acompañado por un espontáneo que cumplió un sueño cantando y charlando unos minutos con John. Dos horas, sin bises, pero con la sensación de haberlo dado todo en escena. John está fantástico de voz, puede que dé más cancha en su actual repertorio de directo a los medios tiempos y a los temas intimistas que a sus clásicos rockeros, pero que más da, John está atravesando un momento dulce creativamente hablando y ha decidido plasmarlo en sus directos, para mí está bien así, me encantan sus últimos discos, sólo espero poder disfrutarlo alguna otra vez.


Mr. Sheep

Más info en la web del músico

3 comentarios:

Spanish Johnny dijo...

también estuve en el show. muy bueno. en mi opinión, no better than this es su mejor disco desde big daddy o whenever we wanted.

es la segunda vez que le veo en directo. para mí el grupo es un poco parado, pero john ha mejorado un montón como storyteller ('grandma, buddy is not prepared to go nowhere...' me parto sólo de recordarlo).

ojalá rule el concierto en algún foro de descargas.

wolfandsheep dijo...

Si te enteras de que aparece en algún foro de descargas avisa, please.
Vi a unos cuantos de los habituales concierteros de Barcelona, qué placer disfrutar de un buen concierto en el extranjero. Saludos Spanish Johnny

Spanish Johnny dijo...

sí es pequeño el mundo. yo soy de madrid y según entro en el hammersmith me encuentro en el merchandising a un ex-gerente de mi empresa. el mundo es un pañuelo.

en una semana vuelvo a londres a ver a los crowes que promete ser memorable!!!

saludos