miércoles, 18 de noviembre de 2009

GOV'T MULE. APOLO. 15/11/09



La expectación para el concierto de Gov't mule en una sala perfecta, pequeña y con una gran acústica era muy grande y el llenazo absoluto lo corroboró. El grupo liderado por un INMENSO (en todos los sentidos) Warren Haynes pertenece a esa clase de bandas que están más allá de los parámetros en los que se mueven la mayoría de grupos; su calidad es apabullante, se mueven como peces en el agua por un repertorio que pasa del rock n' roll al blues, al hard rock e incluso al jazz, pueden tocar repertorios distintos cada día sin que por ello se resienta el concierto, versionean a quien quieren e invitan a otros músicos a improvisar en escena siempre que tienen la oportunidad; y el público es consciente al verlos de que son intocables y les brindarán su apoyo hagan lo que hagan en el escenario. Cuando un músico disfruta de su profesión y sabe transmitir como Warren Haynes, un hombre que debería estar agotado al tocar tanto con la banda de su vida, Gov't mule, como con Allman brothers band y Grateful dead, es que está hecho de una pasta especial.
En la actualidad Gov't mule ha pasado de ser un trío a un poderoso cuarteto con una bestia a la batería como Matt Abts, un teclista y guitarrista ocasional como Danny Louis y un sólido bajista como Jorgen Carlsson. Durante el concierto se les unieron Hook Herrera a la harmónica y Eric McFadden a la guitarra en una parte final del concierto verdaderamente memorable donde fundieron al maestro Tom Waits (Goin' out west) con los Rolling stones (Gimme shelter).
Comenzaron el concierto con Brand new angel, Steppin' lightly, Any open window y Larger than life, en este punto se alcanzó el primer momento álgido del concierto con la magnífica Soulshine, seguida de Child of the Earth, Fool's Moon y Temporary saint, acabaron esta primera parte del concierto con la jazzística e inmensa Thorazine shuffle. Tras unos eternos veinticinco minutos de descanso arremetieron con Broke down on the Brazos, Inside outside woman blues, Railroad boy y Monday morning meltdown, aquí el concierto se desinfló un poco con un solo de batería totalmente fuera de lugar, pero levantaron el vuelo con la versión de Lazy de Deep purple, seguida de 32/20 blues con Hook Herrera a la harmónica y Mule; y para el bis Goin' out west mezclado con Gimme shelter.
Dos horas y media con uno de los mejores directos de la actualidad, esperemos que el gran Warren Haynes nos visite también con los Allman brothers y con los Dead.

Mr. Sheep

El concierto fue ciertamente soberbio, pero me sobraron algunas cosas: el pesadísimo solo de batería de Matt Abts, que es un músico fantástico, pero que no debería hacer estas dinosáuricas exhibiciones que sólo consiguen enfriar el ambiente del concierto; también me sobraron esos veinticinco minutos de parón, con un descanso de cinco o diez minutos ya hubiera bastado para recuperar fuerzas; y por último y aunque suene frívolo, en escena hay que dar una imagen acorde con lo que suena y no se puede salir al escenario con un horrible pijama como Jorgen Carlsson. Por otro lado hay que celebrar el poder asistir a un concierto en un horario y un local idóneos.

Mr. Wolf

Más info en la web del grupo

No hay comentarios: