sábado, 13 de julio de 2024

RIDERS OF THE CANYON + CAT POWER. POBLE ESPANYOL. 09/07/24


Chan Marshall
, más conocida como Cat Power, ya lleva muchos años en el negocio de la música, y su carrera siempre ha sido de lo más ecléctico y sin ceñirse a moda alguna. Por mi parte, reconozco que nunca he sido un seguidor acérrimo de ella, aunque sí me parece una cantante y compositora de lo más respetable. De hecho, tuve la oportunidad de verla en directo ya hace unos cuantos años y me pareció un excelente concierto. Ahora se ha descolgado con un homenaje a Bob Dylan, concretamente recordando la etapa en la que el genio de Minnesota se enfrentó a todos los puristas folkies y electrificó su sonido.
Dylan ya publicó en su día el disco The "Royal Albert Hall" concert-Live 1966 (aunque curiosamente la grabación es de otro concierto en Manchester), y el año pasado Cat Power nos sorprendió editando Cat Power sings Dylan: The 1966 Royal Albert Hall concert, en el que hacía su propia recreación de ese directo. Ahora, la norteamericana se ha lanzado a la carretera con ese mismo repertorio, afortunadamente recalando en Barcelona.

Primero pudimos disfrutar en el espacio Village de la actuación de Riders Of The Canyon, la soberbia banda catalana con músicos de categoría como Joana Serrat o Roger Usart. Pese a los problemas que tuvieron, al no poder contar con Víctor Partido y los fallos de sonido que permitieron a Matthew McDaid usar la guitarra eléctrica sólo al inicio, ofrecieron una buena tarde de su Country Rock, con temas como ese Dirty water que tanto me gusta. Esperemos que la próxima vez les salgan mejor las cosas, que se lo merecen.

Cat Power siguió el guion previsto y tocó el disco entero en orden. La bellísima primera parte acústica, con únicamente dos músicos acompañándola, y la tremenda segunda parte, eléctrica con toda la banda en escena. Con poco juego de luces, ella en semi penumbra toda la noche (de hecho no se permitió la presencia de fotógrafos), y un Poble Espanyol acotado por las sillas y sin llenarse. Pero el concierto, pues qué voy a decir. ¿Conocéis a Dylan? Uno de los más grandes de todos los tiempos,, así que ya os podéis imaginar. En la parte acústica con gemas tales como It's all over now, baby blue, una casi irreconocible Just like a woman o Mr. tambourine man. En la electrificada maravillas como Baby, let me follow you down, esa poderosa Leopard-skin-pill-box hat o la final y coreada Like a rolling stone. Y es que estamos hablando de la música de Bob Dylan, poca broma.

Fue una hora cuarenta con canciones que nos sabemos de memoria perfectamente interpretadas, con una cantante de gran voz que les dio otro aire. Y sí, fue también una gran noche.

Mr. Wolf

Más info en la web de Cat Power








miércoles, 3 de julio de 2024

ALICE COOPER. POBLE ESPANYOL. 28/06/24


Alice Cooper
es uno de esos músicos veteranos que se mantiene en una excelente forma. Pese a haber tenido algún altibajo en su carrera ya lleva muchos años grabando discos excelentes y ofreciendo unos conciertos a la altura de su leyenda, aunque creo que en este último aspecto no ha fallado nunca. Además tiene una gran capacidad para rodearse de músicos excelentes que le hacen aún mejor a él mismo. Porque lo que vimos en el Poble Espanyol fue a una banda que sonaba como un cañón y no únicamente a un artista en solitario.

Con una puntualidad exquisita empezaba esta nueva función del Alma Festival. Quien haya asistido alguna vez a un concierto de Alice Cooper ya sabe que no sólo es un concierto, sino un espectáculo total. Esta ocasión no fue diferente y vimos todo tipo de números escénicos, con escaleras por las que subían y bajaban los músicos, la clásica guillotina, globos, monstruos y otros personajes pasando por escena. Y por supuesto, música, la misma con las que nos ha obsequiado Alice a lo largo de más de medio siglo. Porque el concierto repasó su amplia discografía a través de todas las épocas, con Welcome to the show como única referencia a su último trabajo, Road. Y si entre las primeras cinco canciones ya ha soltado No more Mr.Nice Guy, I`m eighteen y el glorioso Under my wheels tiene a todo el respetable rendido a sus pies. Pero claro, no paró el ritmo y fueron cayendo más reconocibles pepinazos hardrockeros como Lost in America, Hey Stoopid, el más que famoso Poison, Feed my Frankenstein, Elected o el final School's out con una parte del Another brick in the wall intercalado.
Con un espectáculo y un repertorio así no se puede decir mucho más. Gran protagonismo a las guitarras de Ryan Roxie, Tommy Henriksen y una Nita Strauss felizmente de vuelta tras su paso por la banda de una diva popera. Tampoco olvidaremos el eficaz trabajo de la base rítmica, con el batería Glen Sobel y el imponente bajista Chuck Garric, veterano ya en la banda de Alice.

Uno de los sueños imposibles de mi vida sería una charla con el señor Vincent Furnier y que me explicara sus vivencias, no sólo musicales. Porque este hombre se ha codeado con gente como Salvador Dalí, Vincent Price o Groucho Marx, casi nada, sería una charla interesante, ¿eh? Como digo, es un imposible, así que me conformaré con haberle visto en directo unas cuantas veces y con sus discos. Y ahora que ya cuenta con 76 años me parece un premio suficiente.

Mr. Wolf

Más info en la web de Alice Cooper



sábado, 29 de junio de 2024

SHERYL CROW. POBLE ESPANYOL. 24/06/24


Apenas dos días después de su exitoso paso por el festival de Azkena, volvíamos a encontrarnos con la cantante estadounidense, esta vez en el Poble Espanyol en el concierto que inauguraba el Alma Festival de este año. Debo decir que en Vitoria me sorprendió agradablemente con su actuación. Era mi primera vez en directo con ella y la encontré muy rockera y con una banda de campanillas apoyándola, con todo un antiguo miembro de Black Crowes, el guitarrista Audley Freed como elemento más destacado.

De Vitoria a Barcelona hubo escasas diferencias. Un par más de canciones en un set muy parecido, con un inicio de concierto a las notas del Start me up de los Stones seguido de la poderosa Real gone. Y a partir de ese momento una batería de éxitos que aun sin ser un seguidor loco de Sheryl cualquiera reconocería: Run baby run, el celebérrimo All I wanna do, Leaving Las Vegas, There goes the neighborhood o If it makes me happy. También hubo lugar para Evolution, tema homónimo de su último trabajo, en el que expresó sus temores con la inteligencia artificial. Además, la versión de Cat Stevens de The first cut is the deepest, preciosa canción en la que un idiota de las primeras filas aprovechó para alzar un cartón con algún mensaje impidiendo ver nada a la gente que tenía detrás, y pese a las lógicas protestas estuvo molestando a todo el mundo hasta que seguridad se lo llevó. Es triste, pero mira que hay gilipollas por el mundo. Para rematar la faena con el bis, una potente Steve McQueen y una bella I shall believe final.

Como decíamos antes, hemos visto a una Sheryl Crow perfectamente secundada por una gran banda, pero no sólo eso. También la hemos visto a ella en muy buena forma y fantástica de voz, además de saber llevar perfectamente el tempo del concierto y con una pantalla detrás que cumplía perfectamente su función. En pocas palabras, clase y profesionalidad.
Espléndido concierto el de la diva norteamericana.

Mr. Wolf

Más info en la web de Sheryl Crow



lunes, 24 de junio de 2024

AZKENA ROCK FESTIVAL. VITORIA. 20-22/06/24

 



Un año más hemos estado en nuestro festival favorito, y un año más hemos disfrutado como niños de un festival que ofrece mucho más que un buen cartel de grupos o artistas. La experiencia azkenera se acompaña de una ciudad bonita, con una oferta gastronómica inmejorable, y sobre todo de su gente, un público fiel que repite año tras año, y que hace que se respire un ambiente único. Lo más bonito del festival es disfrutarlo con amigos, y encontrar a mucha gente que disfruta de una sensación de pertenencia a una tribu, que disfruta en compañía y que abraza de verdad. El Jueves llegamos a Vitoria y la ciudad nos puso a prueba con una lluvia persistente, que aunque molesta, no nos impidió disfrutar de los conciertos. En la plaza de la Virgen Blanca, y por sorpresa, nos topamos con el concierto de los valencianos Deaf Devils. Volvieron a demostrarnos que van sobrados de actitud, ganas y que tienen uno de los mejores directos del panorama nacional. Ni la lluvia pudo con ellos, dejando un gran sabor de boca a los que no los conocían.

Bajo una lluvia intensa entramos al recinto de Mendizabala a tiempo para ver a Ty Segall. Es un músico brillante y versátil, pero bajo mi punto de vista se equivocó con el repertorio. La gente que aguantaba estoicamente bajo la lluvia hubiera agradecido un concierto más enérgico y directo. Es un gran músico, su banda es más que solvente, pero a mí me dejó tan frío que tuve que refugiarme de la lluvia bajo la carpa del Trashville, y ver la prueba de sonido de unos clásicos auténticos, Los Sirex. Fue emocionante ver el respeto de una multitud de fans que pudieron estar cerca de unos pioneros del Rock español, y disfrutar de sus canciones y simpatía. A Tarque & la Asociación del Riff sólo pude verles un rato. Sonaron muy bien, con un Carlos Tarque que domina el escenario como nadie, y sobre todo con un guitarrista soberbio, Carlos Raya es un grande.



Jane´s Addiction ha sido una de las bandas de mi vida. En una época en la que se forjan los amores incondicionales se ganaron mi cariño con tres discos maravillosos, un aura de misticismo y misterio únicas, y con uno de los directos más impresionantes que he visto en mi vida. Su concierto de presentación del disco Ritual de lo habitual en la sala Zeleste de Barcelona, en 1991. Después vinieron unos años muy dispersos y confusos. Perry Farrell sacó algún buen disco con Porno for Pyros, y se endiosó tanto con Lollapaloozas y tonterías varias, que acabó perdiendo el norte. David Navarro desperdició su talento con los Red Hot Chilli Peppers, Deconstruction, los reality shows y demás tonterías. Stephen Perkins y Eric Avery no hicieron nada especialmente relevante. Perkins siempre le fue fiel a Perry, y Avery se apartó, o le apartaron, hasta el punto de que ni siquiera participó del flojo disco de retorno de la banda en 2003, Strays. Después vinieron giras mastodónticas en las que se perdió toda la magia, llenas de coristas y pirotecnias absurdas. Pero cuando se anunció que actuarían en Azkena no pude evitar emocionarme al pensar que volvería a disfrutar de algunas de mis canciones favoritas. Ya había tenido noticias de su buen concierto en Madrid, pero aún así me sorprendió ver a Navarro, Perkins y Avery en tan buena forma. Y sí que es cierto que Perry Farrell anda muy justo de voz, y que su mirada y movimientos son confusos y torpes. Pero aún así tiene momentos que te erizan la piel. Su concierto fue muy bueno, el sonido espectacular, consiguieron captar toda la atención del público y el repertorio matador. Up the beach, Whores, Pigs in Zen, Ain´t no right, la locura con Ted, just admit it ..., Summertime rolls, una preciosa Jane says con Navarro y Avery con las acústicas, Ocean size. Ese universo hecho canción llamado Three days, Mountain song, Then she did ..., y un final apoteósico con Stop! y Been caught stealing. Con todo el público rendido a sus pies Stephen Perkins montó un kit de percusión con unos tambores, y Navarro, Avery y Perkins aporrearon como si les fuera la vida en ello en una tribal interpretación de Chip away. Espectacular.

Los suecos Bonafide ofrecieron su ración de Hard Rock y Blues eléctrico, con un Pontus Snibb como siempre entregado, pero la verdad es que después de lo que veníamos de ver, me supo a poco.

El Viernes comenzó de forma inmejorable, la lluvia había quedado atrás, y Lisa & The Lips nos hicieron disfrutar mucho en el escenario de la Virgen Blanca. Lisa Kekaula y Bob Vennum de los Bellrays, acompañados de unos grandes músicos españoles, nos hicieron bailar y corear unas canciones llenas de Soul y espíritu rockero. 



Me hubiera encantado ver a Bala, pero entramos en el recinto del festival bajo los inofensivos acordes de las irlandesas Dea Matrona, que comparadas con La Perra Blanco, se quedan en nada. La gaditana volvió al festival ya en modo cuarteto, con un estupendo nuevo disco bajo el brazo llamado Get it out, y con unas innegociables ganas de ganarse al personal a base de entrega, simpatía y grandes canciones como Came back home, Treat me (like a man should do), It´s fun but it's wrong o una Rock me babe que gana muchos enteros con la ayuda del saxo. Me perdí el final del concierto porque justo después iban a tocar Redd Kross y había que colocarse bien. En su primer concierto propiamente dicho en cinco años, los hermanos McDonald acompañados de Jason Shapiro a la guitarra y Dale Crover a la batería, sonaron perfectamente engrasados, y consiguieron que su mezcla tan personal de las mejores melodías Pop con los arrebatos Punk Rock, hicieran disfrutar a un público, en su mayor parte, conocedor del repertorio de los americanos. Arrancaron con Switchblade sister, Stay away from downtown, Uglier, una coreadísima Pretty please me, Annie's gone, Mess around, I'll take your word for it, Candy coloured catastrophe, y de ahí al final un vendaval con Jimmy's fantasy, Lady in the front row, Huge wonder, Neurotica, Peach Kelli Pop, Born innocent y Linda Blair. Los temas de su inminente nuevo disco sonaron muy bien. 45 años de carrera condensados en un concierto que supo a poco. Larga vida a Redd Kross.



Tenía muchas ganas de volver a ver a L7, siempre me han gustado mucho y el anuncio de que iban a tocar mi disco favorito, Bricks are heavy, me había alegrado mucho. Y aunque hicieron un buen concierto me dejaron un poco a medias, quizás condicionado por el pésimo sonido y los problemas técnicos de las primeras canciones. Donita Sparks sigue tan fiera y combativa como siempre, Suzie Gardner la acompaña a las guitarras y a la voz con mucha clase, Dee Plakas aporrea la batería como en los viejos tiempos y Jennifer Finch aporta su simpatía, además del bajo. Wargasm, Scrap, Pretend we're dead, Diet pill, Everglade, Slide, One more thing, Mr. Integrity, Monster, Shitlist, This ain't pleasure. Todos los clásicos temas del mítico Bricks are heavy, una gozada. También tuvieron tiempo para tocar otros temas clásicos como Andres o Hungry



The Black Halos hicieron un concierto de Punk Rock old school muy solvente, con Billy Hopeless como siempre fiero, y quizás demasiado parlanchín. Secundado por Rich Jones a la guitarra, dirigieron a la banda por un concierto ruidoso y agresivo que le dio a la gente lo que esperaba. Una pena que me perdiera el final, porque apareció el gran Michael Monroe como invitado en un par de temas.

Queens of the Stone Age era la banda más esperada por el público en general, y la verdad es que no defraudaron. Con una puesta en escena sobria y una presencia escénica apabullante, los de Josh Homme descargaron sus temas ayudados por un sonido perfecto, y con la seguridad de tener a un frontman con un gran carisma. Troy Van Leeuween es el escudero perfecto para Josh Homme, es un guitarrista excepcional y versátil, y cada vez toca más partes de guitarra para dejar mayor libertad de movimientos a su líder. Dean Fertita es el hombre para todo que combina teclados y guitarras para tapar todos los huecos de sonido, Michael Shuman disfruta aporreando el bajo y Jon Theodore a la batería puede que no sea tan espectacular como Joey Castillo o Dave Grohl, pero cumple sobradamente. Arrancaron con artillería pesada para meter al público en el concierto desde el minuto uno. Little sister y My God is the Sun, temas recientes como Negative space, Smooth sailing o Paper machete, siguieron con temas arriesgados como Misfit love o I sat by the ocean, Emotion sickness, The lost art of keeping a secret, Carnavoyeur, The sky is fallin', momento para la locura del respetable  con el clásico Go with the flow, Burn the witch, Straight jacket fitting, la bailonga y muy coreada Make it with chu, You think i ain't worth a dollar, but i feel like a millionaire, y un gran final con No one knows y A song for the dead. Un concierto arrollador.



Y todavía medio noqueado por el espectáculo anterior me dispuse a disfrutar del concierto de Demolition 23. Michael Monroe es un frontman de otra época, agresivo y excesivo a partes iguales. No entiende un show sin vaciarse físicamente, y en el concierto llegó incluso a arriesgar seriamente su salud, y la de algún miembro del equipo de seguridad. Esa manera de trepar por el lateral del escenario heló la sangre a más de uno. Secundado por Sami Yaffa al bajo y Nasty Suicide a la guitarra, nos vaciaron su único disco y nos regalaron algunos clásicos del Punk Rock. El público disfrutó de lo lindo y coreó temas como Nothin's alright, Endangered species, Same shit different day, Hammersmith palais, Ain't it fun, I wanna be loved, Kick out the jams o I got a right. Un final de jornada glorioso para un gran día en la historia del Azkena.



El Sábado los encargados de calentar al personal en la plaza de la virgen Blanca fueron The Pickin' Boppers, con un Rock de aires Swing instrumental que sonaba de vicio. En la banda tocan el batería, y el teclista y saxofonista de La Perra Blanco, que no se perdió detalle del concierto desde un lateral del escenario. La sorpresa del concierto llegó cuando un volcán lleno de Soul y carisma, llamado Les Greene, se les unió en la parte final para poner a todo el mundo a bailar, cantar y caer rendidos a sus pies. Sencillamente espectacular.



Por la tarde entramos al recinto con el concierto de Glen Hansard empezado, y me supo mal no haberlo visto entero, porque estuvo muy bien. Lleva una gran banda, rockeó con una gran intensidad y nos sacó la lagrimilla cuando se puso emocionalmente intenso. Me encantará poder verlo en una sala. Pasé un rato por el concierto de los Detroit Cobras, aunque no le veo mucho sentido a que sigan sin la presencia de Rachel Nagy. Marcus Durant tiene buena voz, pero no le vi en ningún momento en buena sintonía con el resto de la banda. Warren Haynes es todo un clásico en vida. En esta ocasión venía con la Warren Haynes band, una banda de virtuosos que tocan como quieren, pero que a mí me dejaron un poco frío. Igual fue culpa mía, que no tenía el cuerpo muy fino, pero aún apreciando el enorme talento que tiene el señor Haynes, solo conseguí emocionarme al final con la estupenda Soulshine. Le tengo un enorme respeto a la trayectoria musical de Mavis Staples, creo que su música me ha acompañado toda mi vida, con los Staple singers o en solitario. Tenía un poco de recelo ante el concierto debido a los casi 85 años que tiene, y no sabía si me iba a encontrar con una faena de aliño para cumplir el expediente. Rápidamente vi que iba a ser uno de los bolos más emocionantes del festival. Qué clase, qué talento y cuánta emoción saca por esa garganta prodigiosa. Está claro que no posee la fuerza y la potencia de hace unos años, pero emociona con cada inflexión de su voz. A mí también me emocionó ver el respeto de su banda y como se iban adaptando según la veían. Uno de los grandes momentos del festival fue su You are not alone. Glorioso.



Vi muy poco del concierto de Sheryl Crow, lo suficiente para verla en muy buena forma, y arropada por una muy buena banda. Me desquitaré próximamente. Una de mis pocas incursiones al Trashville me llevó al concierto de Tiburona, un trío femenino que conjuga buenas voces con algunas melodías pegadizas y resultonas, pero a las que les falta un poco de garra. Algún momento disonante en un repertorio demasiado monocorde. Igual son cosas mías. Tenía mucha curiosidad por escuchar a los australianos Psychedelic Porn Crumpets. Puede que fueran el grupo estilísticamente más original del festival. Su mezcla de contundencia y riffs machacones, con un progresivo bien entendido, resulta muy resultona en directo. Tuvieron un gran sonido y un público entregado y entusiasta, por lo menos en las primeras filas.



La gran decepción del festival en mi humilde opinión fue la actuación de unos Band of Horses desganados, apáticos, sosos. Como si estuvieran un día más en la oficina. No tuvo nada que ver con su última aparición en el Azkena, que fue sublime. Ben Bridwell estaba mal de voz, el sonido fue muy malo, salvo en The Funeral y pocos temas más. La emoción de No one's gonna love you o Is there a ghost, fue puramente anecdótica. Tuvieron una mala noche. Me dio rabia que volviera a llover justo cuando All them Witches saltaron a escena , porque sonaban de maravilla, pero el cansancio acumulado, la humedad y un poco de fresco me hicieron emprender la retirada. Intentaré disfrutar de su directo en el futuro.

Mr. Sheep























domingo, 16 de junio de 2024

AZKENA ROCK FESTIVAL 2024


Muy buen cartel ha quedado este año en el festival de festivales de este país. Demolition 23, Redd Kross, Sheryl Crow, L7 o Mavis Staples dan lustre a la edición de este 2024. Otro nombre produce curiosidad por ver el estado de forma de los que una vez fueron los mejores: Jane's Addiction. Y por supuesto, cantidad y calidad en las bandas menos conocidas.
De todo ello os hablaremos a nuestra vuelta de Vitoria. Un año más.

domingo, 2 de junio de 2024

MARY MAHAFFEY + THIS FRONTIER NEEDS HEROES + SLIM JIM & THE REDEEMERS. CASA GLOP. 01/06/24

Bonita tarde-noche de música americana de raíces a cargo de tres bandas formadas casi en su totalidad por estadounidenses, por unos motivos u otros, afincados en Barcelona. El lugar, hasta ahora desconocido para mí, fue la Casa Glop, en el corazón de Sarrià. Un centro regional con un amplio teatro, y que por lo que pudimos comprobar, dispone también de un buen sonido. Escaso público, y creo que en su mayoría norteamericano, pero que disfrutó enormemente y se dejó ir montando una buena fiesta, como comentaré más adelante.


Abría el concierto Mary Mahaffey, una conocida de este blog, en esta ocasión ella sola con la colaboración de Aaron Feder al pedal steel guitar, que se mantuvo en las tres actuaciones mientras se encargaba también del sonido. Un set corto en el que además de los preciosos temas que conforman su disco Daydreams también sonaron (y brillaron) los nuevos Blue skies y Slow down, dos verdaderas delicias. Como ella bien sabe, desde aquí seguiremos sus pasos.


Para continuar teníamos a This Frontier Needs Heroes, la banda de curioso nombre de Bradley Lauretti, otro americano afincado en nuestra ciudad, en su caso creo que huyendo de los aires conservadores que asolan su país. Y bien, siendo sincero poco puedo decir de su actuación. Se trata de un grupo que desconocía completamente y del que no tengo demasiados datos. Sonaron muy bien con su música de raíces y dejaron una grata impresión, así que tocará indagar un poco en su trabajo.


La traca final con el set más rockero corrió a cargo de Slim Jim & The Redeemers, más conocidos para quien esto suscribe, y nuevamente con la presencia de Mary sobre las tablas, al violín y voces. Su último disco, Ain't there yet, realmente es muy bueno y temas como mi favorito, Dirty river, suenan fantásticos en directo. Pero no es el único, también Ballad of big mack, I'm trouble o Fugitive Blues son de gran pegada. Y si recurren a versiones como el Can't hardly wait de los Replacements la noche ya es inmejorable. ¿Inmejorable? Pues no, en el bis pudimos corear una de las mejores canciones jamás escritas, como es The weight, de esos orfebres musicales llamados The Band. Eso sí es inmejorable.
Y como decíamos antes, el público desatado, apartando las sillas, bailando y luciendo con orgullo sus sombreros de cowboy. Claro que sí.

A la salida del local, el chaparrón que cayó no nos estropeó el buen rollo que llevábamos en el cuerpo. Es todo un placer tener a estos músicos actuando habitualmente por aquí, así que si se acerca cualquiera de ellos por tu ciudad...no te lo pienses.

Mr. Wolf

Más info en la web de Mary Mahaffey








martes, 14 de mayo de 2024

RAMONCÍN. LUZ DE GAS. 11/05/24


Fiel a su visita anual en la misma sala, Ramoncín nos ha regalado un extra y ha actuado aquí por segunda vez en apenas dos meses. En la anterior agotó entradas, y si en esta ocasión no lo hizo poco faltaría, congregándose en Luz de Gas su fiel público, con muchas canas, calvas y barrigas. Y es que ya han pasado cerca de cinco décadas del momento en el que vimos impactados aparecer en televisión a aquel jovenzuelo con el rombo pintado en el ojo. Con una brillante discografía y unos directos matadores aquel jovenzuelo demostró ser algo más que una sorpresa televisiva de temporada, y hoy, casi septuagenario, sigue en la brecha ofreciéndonos lo que mejor sabe hacer..
En mi caso, la primera vez que lo vi en directo me ganó eternamente para su causa, y aquí estoy, tantos años después, acudiendo nuevamente a un concierto de uno de los mejores escritores de canciones que ha dado este país, en lo que no deja de ser un bonito reencuentro con un viejo amigo.

Siempre me han fascinado la mayoría de sus discos. ¡Corta!, Ramoncinco, Como el fuego o La vida en el filo me parecen grandes trabajos plagados de canciones memorables, algunas de ellas interpretadas en el concierto, como Canciones desnudas, La chica de la puerta 16, Como un susurro, La cita o Al límite. Otros clásicos también sonaron de otros trabajos, con ese Marica de terciopelo que tanto dio que hablar en su día, o con el trío más recordado de Arañando la ciudad que forman Putney bridge, Ángel de cuero y la inevitable Hormigón, mujeres y alcohol. La mayoría, lógicamente coreadas por ese público fiel que decíamos al principio, y muy bien arropado por una superbanda de seis miembros durante las dos horas y media de la velada. La entrega no se negocia.

Como comenté en otro concierto suyo de hace años, no entraré a juzgar la faceta de polemista de Ramoncín, pero como músico siempre tendrá mi máximo respeto. Sin duda.

Mr. Wolf

Más info en la web del músico



jueves, 2 de mayo de 2024

TURN TURN TURN. DIOBAR. 30/04/24


Antes que nada, debo admitir mi total desconocimiento acerca de la existencia de esta banda hasta hace muy poco tiempo. Tan sólo unas semanas atrás me habló de ella y de su próximo concierto Lluís, amigo de esta casa y voz más que autorizada en el mundo de la música en directo. Así que todo fue ponerse a rastrear un poco por la red para descubrir a este trío nacido en Minnesota y formado por Adam Levy a la guitarra y voz, Savannah Smith también guitarra y voz, y Barb Brynstad, bajo y voz. Y el siguiente paso, plantarme en Diobar (primera incursión musical por mi parte allí) con una entrada comprada a un precio ridículo para lo que tenemos hoy en día, que con lo que vale ver a Pearl Jam podemos acudir a quince conciertos de Turn Turn Turn.
Con este nombre que tienen lo primero que podemos pensar es en una banda tributo a los Byrds. Pues no, no lo son, obviamente esa es una de sus influencias, pero viéndolos yo pensaba en un cruce Folk y Country entre JayhawksFleetwood Mac, Simon & Garfunkel y Abba, entre otros. También se habla de ellos como herederos del sonido Laurel Canyon, así que como podéis comprobar todo ello forma una bonita mezcla.

El concierto fue una delicia, con esas bellas armonías a tres voces y sólo dos guitarras acústicas y un bajo como instrumentos. Dopamine Blues, Stranger in a strange land, Hymn of the hater, Delaware water gap, Ghosted... los temas de sus dos discos, Can't go back (2020) y New rays from an old sun (2023) iban sonando con explicaciones variadas y bromas por parte de los músicos. Y también versiones, aunque Adam ya avisó que no tocarían Turn turn turn (de hecho nada de los Byrds), pero sí cayeron cosas de Dolly Parton, los Beatles, o ese precioso cierre de noche que fue Say you love me, de Fleetwood Mac. Por cierto, si no lo he dicho nunca lo digo ahora: adoro a esta banda y amo incondicionalmente a Stevie Nicks.

Al final, todos felices. Los músicos contentos con la acogida que han tenido en su gira hispana (de hecho, en Barcelona ya no les quedaban discos para poder vender, buena señal), y los que estábamos allí diciéndoles que esperábamos más visitas próximamente.
Gracias por la recomendación, Lluís.

Mr. Wolf

Más info en la web del grupo



jueves, 25 de abril de 2024

BRYAN ESTEPA & BAND. LA DESKOMUNAL. 21/04/24


En un horario inusual para no tener que competir con el fútbol (18:00 horas) este pequeño gran australiano volvía a actuar en Barcelona tras una sequía de nueve años. Con una carrera que cubre ya dos décadas y unos cuantos trabajos editados, Bryan Estepa se ha ganado también una buena reputación de directo y así nos lo demostró en La Deskomunal, sin que se le notara en absoluto el hecho de llevar muy pocas horas de sueño en los últimos días.
Dicen de él que es un orfebre del Pop, o del Power Pop. Sí que se le adivinan claramente ciertos referentes, como pueden ser Big Star, Beach Boys o los mismísimos Beatles, pero no únicamente descubre esas influencias en su directo y de vez en cuando aparecen también espectaculares ramalazos rockeros.

Con una banda formada enteramente por músicos locales, y con un más que evidente buen rollo sobre las tablas (algo que se agradece y se contagia), Bryan fue desgranándonos su discografía y nos ganó con canciones como Back to the middle, Everything you wanted, Aches & shakes o I'm not ready for this, además de un recuerdo a R.E.M. con su celebérrimo Losing my religion. Y con este tema debo decir que en su momento me volvió loco cuando los de Michael Stipe lo publicaron, pero hoy en día lo han quemado tanto tanto, que es de aquellos que nunca me apetece escuchar...aunque siga siendo un gran tema, claro.
Finalizó el concierto y Bryan no había cogido su guitarra acústica, y ahí llegó el momentazo de la noche (perdón, de la tarde) cuando se metió él solo entre el público para obsequiarnos con un par de versiones en un broche de oro inolvidable, saliendo vitoreado y casi a hombros. De hecho, sólo por ese Blue de los Jayhawks ya valía la pena pagar la entrada.

Seguramente nunca alcanzará la fama ni se codeará con estrellas, pero es un gustazo que existan este tipo de músicos, honestos, profesionales y con una calidad fuera de duda.

Mr. Wolf

Más info en la web del músico




miércoles, 24 de abril de 2024

JAMES SEDGWICK

 



Entrevista a JAMES SEDGWICK con motivo de su concierto en la Sala Miquelet del Teatre Segarra de Santa Coloma de Gramenet.

Entrevista con el polifacético músico y cantante canadiense James Sedgwick. Tiene una dilatada trayectoria como músico de directo. Ha vivido en varios países antes de recalar en Barcelona, donde coordina varias Jam Sessions, sobre todo de Blues. Domina todos los registros de la música tradicional norteamericana, no sólo el Blues, el Folk, el Swing, el Jazz, el Soul, el Country o el Pop. Armonicista excelente, gran guitarrista y un cantante solvente y potente. Anuncia nuevo proyecto, en esta ocasión más orientado al Soul. Su Blue eyed Soul elegante al frente de James Sedgwick and The Revelators ha empezado su marcha, y el día 11 de Mayo se presenta en directo en la Sala Miquelet del Teatre Segarra de Santa Coloma. Me ha parecido una buena excusa para charlar con él sobre su nuevo proyecto y su trayectoria.

A.S.: ¿Qué te trajo a vivir a Barcelona?.

J.S.: Es una historia medio larga, pero antes de Barcelona viví en Nicaragua con mi familia, mis niñas nacieron allá y vivimos mas de 10 años allí. En 2018 la situación política se fue a la mierda, y decidimos salir del país. Mi esposa es sudafricana, pero tiene pasaporte del Reino Unido, que en esa época todavía era parte de la Unión Europea, queríamos dar la oportunidad a nuestras niñas de vivir en Europa, y teníamos una ventana (antes de que el Brexit llegara) donde nos podíamos mudar a Europa, establecernos en un país y conseguir los papeles. Elegimos  Barcelona porque todos hablamos español, (yo más o menos), y yo ya conocí un poco de la ciudad, que es bien bonita y tranquila, y llegamos en 2019.

A.S.: ¿Cómo empezaste en el mundo de la música?.

J.S.: Siempre he sido un fanático de la música, cuando era bebé me encantaba escuchar la música de Star Wars con cascos, mi mamá tiene fotos mías escuchando música con baba saliendo de mi boca.

Pero cuando tenía 13 años  necesitaba cirugía en ambos ojos, por 6 meses no pude leer, ver la tele, correr, hacer deportes, o ir a escuela y solo pude hacer cosas suaves, como escuchar música. Esto fue antes de internet, y después de escuchar todos mis discos y cassettes descubrí la música que tenía mi padre, incluso la música del gran armonicista Sonny Terry, básicamente flipé con el sonido, y mi padre me compró una armónica para pasar el tiempo. Me puse a estudiar y lo demás es historia.

 

A.S.: ¿Has viajado mucho?. ¿Dónde has vivido?.

J.S.: Mucho es una palabra relativa, para mí he viajado algo, pero me gustaría viajar mucho más, porque es una cosa que realmente me encanta. He viajado a países en el Caribe, África, Norte y Centro América y Europa. He vivido, es decir, me he quedado más de 6 meses, en Canadá (donde nací), Reino Unido, Francia, España, México, Nicaragua, y Sudáfrica.

 

 

A.S.: ¿Has publicado algo de música antes de venir a Barcelona?.

J.S.: Sí, nada muy serio, pero publiqué un disco en Nicaragua con mi grupo Don Bigote y Los Pobrecitos. El disco “Más Pobre que Nunca”. En México publiqué un disco con mi trío Los Pantalones Calientes, que se llama “Solid Gold”, creo que habíamos vendido como 10 copias de ambos discos, pues fueron éxitos totales y con esto ya podíamos pensionarnos y vivir tranquilos.



 

A.S.: Has tocado en diversos escenarios de Santa Coloma y coordinas la Jam session del Bar Línea Uno. ¿Cómo es tu relación con la ciudad de Santa Coloma de Gramenet?.

J.S.: La verdad es que me siento muy afortunado de vivir aquí en Santako. Cuando llegamos a España mi familia vivía en Mora D'ebre, mientras yo trabajaba en Barcelona y, como todos saben, no es fácil encontrar un piso aquí, estuvimos 2 meses buscando a diario hasta que encontramos un piso en Santa Coloma. Es decir, que fue por suerte, pero después de casi 5 años aquí, puedo decir que es un lugar excelente y me han tratado muy bien, sobre todo la comunidad musical, me han apoyado en todas mis actuaciones y proyectos. Gente como los del Santako Blues Festival, Línea Uno, Isalba Art Café, Valentin Wallace White, Morton Yeah Yeah, Marco Fonktana, Ferran Boutin y otros.

A.S.: ¿Te sientes más cómodo como armonicista, guitarrista o cantante?.

J.S.: Hmmmm, pienso que comparado con otros, soy mejor como armonicista que como guitarrista o cantante. Fue mi primer instrumento y toqué armónica unos años antes de cantar o tocar la guitarra. No pienso en mí mismo como un gran guitarrista, toco por necesidad, y he estudiado y trabajado bastante para mejorar, pero considero que mi talento con la guitarra no es nada bueno. Como cantante pienso que tengo un estilo distinto, y para mí eso es mucho más importante que tener un rango grande de voz, o una técnica impecable. He estudiado canto y técnica de voz, y doy clases en la escuela Shine, pero nadie va a venir a buscarme para cantar ópera.



 

A.S.: Aparte de música más tradicional americana. ¿Te interesan otros estilos o tipos de música?.

J.S.: Siiii. A mí me encantan todos los estilos. Estoy fascinado por la música en general y, para mí los géneros no importan. He viajado y tocado en Jamaica, y he tenido varias bandas de Reggae y música caribeña. Después de 12 años viviendo y tocando en América Latina, es cierto que toco Cumbia, Son y varios estilos latinos que son increíbles en sus ritmos y temas. Por supuesto, la música Jazz y Europea clásica son pozos profundos de inspiración. También hago música electrónica bajo el nombre de J.J. Donovan (búscame en Bandcamp si quieres), la generación y producción de sonidos con sintetizador me encanta. Estoy interesado en la música, punto final, aunque el Death metal nunca me ha atraído.



 

A.S.: En 2020, en plena pandemia, publicaste un disco acompañado de Brian O’Mahony, alias Mr. Shingles. Sedgwick & Shingles es un gran disco de Blues a dos voces y dos guitarras. ¿Qué recuerdas del disco?. ¿Cómo se ideó?. ¿Tendrá continuidad?.

J.S.: Conocí a Brian en una jam cuando llegué a Barcelona en 2019, y comenzamos a tocar juntos. Él fue a Japón a tocar y me dijo “escribes algo y cuando regrese en Octubre grabaremos un disco”. Escribí unos temas para nosotros en formato de dúo, y lo grabamos a la manera clásica, con micros vintage, cantando a la vez, y estoy muy feliz con lo que hicimos. Desafortunadamente lanzamos el disco en febrero de 2020, todos sabemos lo que pasó después....

Si!!!. Todavía estamos tocando juntos. El último bolo de Sedgwick & Shingles fue en el Festival de Santako Blues este año en Febrero. Es siempre un placer tocar con él. Tenemos un bolo programado para verano en Madrid en la Coquette Blues Bar.

 

A.S.: En 2021 publicas un nuevo disco, más enfocado al Swing, al frente de Los Victrolas. ¿Cómo surgió el proyecto?. ¿Seguirás tocando y grabando con Los Victrolas?.

J.S.: Los Victrolas es un proyecto que refleja mi amor por la música de los 30s y 40s, especialmente el Jump Blues y el Swing. También los compositores tenían una sofisticación y elegancia que me encanta, e intenté reproducir esta onda con música original.

Aún estamos tocando todavía. Tocamos en semana Santa en Castelldefels, y estamos preparando más bolos para este verano. Espero que consigamos unos bolos en les festes majors, y otros sitios.

 

A.S.: En 2023 publicas el Ep Family business. ¿Cómo se te ocurrió?.

J.S.: Durante la pandemia cuando los músicos no teníamos mucho que hacer, fui pasando tiempo con Balta Bordoy, un gran guitarrista de Mallorca que está muy activo en la escena de Blues de aquí. Fui a su piso a tomar cerveza y escuchar música, compartiendo nuestro amor para la música de Blues y Soul, artistas como Al Green, Bobby Womack, Stax records y sonidos más modernos como Dap Tone Records. Escribí unos temas en ese estilo y llamamos a unos grandes músicos. Fede Salgado en el bajo, Marco Gómez en la batería y Txema en el teclado.

Este proyecto fue la semilla que generó  mi quinteto The Revelators.




 

A.S.: Has anunciado tu nuevo proyecto, James Sedgwick & The Revelators. ¿Qué encontraremos en vuestras canciones y en vuestros directos?.

J.S.: Es un quinteto de Soul / RnB, y hemos trabajado mucho en asegurar primero que los temas sean de calidad. Para mí todo comienza con el tema, y si no es sólido, no importa mucho el talento de los músicos o la calidad de la actuación. Si el tema no sirve, es como cocinar con malos ingredientes. Entonces, estoy contento con los temas y los músicos son todos de alto nivel. Están Sergio Mesa en el bajo y Miguel Gistau en la guitarra (ambos son de Los Victrolas), Julián Jaranpour en las teclas y Pedro Fullana en la batería. Lo que quiero ofrecer en los directos es un rango amplio de emociones y estilos, para que el público esté interesado desde la primera nota hasta el final. No quiero que la actuación sea solamente una colección de temas, quiero que sea un viaje completo que el público haga con nosotros.




 

A.S.: El día 11 de Mayo presentarás a la banda en la sala Miquelet del Teatre Segarra de Santa Coloma de Gramenet. ¿Qué nos vamos a encontrar en vuestro directo?.

J.S.: Tenemos mucha emoción al actuar por primera vez, y aún más porque va a ser en Santako. También vamos a tener al gran Marco Fonktana a nuestro lado para abrir el show, y quizás vamos a tener una sorpresa con él.

Lo que pueden esperar es música de calidad tocada con todas nuestras almas, y si eres fanático del Soul, RnB, Funk y Blues creo que te va a gustar.




 

A.S.: ¿Qué planes tienes para el futuro?.

J.S.: A mí me gustaría ganar la lotería y comprarme una isla privada donde voy a morir bajo circunstancias sospechosas. O si no, voy a continuar haciendo música y empujando adelante. 

Antonio Sánchez

Más info en el Facebook del músico